Connect with us

Querétaro

Diez por ciento de niños en etapa escolar con trastorno primario de lenguaje

Publicado

en

Usa cubrebocas

Pese a que el 10 por ciento de niños en etapa escolar presentan el Trastorno Primario de Lenguaje, en México no se han desarrollado pruebas que identifiquen dicho padecimiento informó la Dra. Donna Jackson-Maldonada, catedrática investigadora de la Facultad de Lenguas y Letras de la UAQ, quien sostuvo que este trastorno es un padecimiento sutil y poco identificado.
Expresó que el trastorno primario del lenguaje (antes llamado específico) es un padecimiento que tiene fuertes repercusiones en los niños que lo presentan, que se traduce en bajo rendimiento escolar y poca autoestima y deriva en problemas de conducta.
Con su trabajo de investigación titulado Identificación de niños mexicanos con Trastorno Específico de Lenguaje, la universitaria se propuso elaborar las pruebas necesarias de lenguaje llamados marcadores lingüísticos para que mediante su aplicación se pueda identificar a los niños con dicho padecimiento.
“No es un trastorno grave en el sentido que no es un síndrome, pero los niños que lo presentan necesitan intervención; si lo identificamos podemos prevenir los problemas de rendimiento escolar y de autoestima que los afectan para toda su vida”, destacó.
Explicó que las características de los niños con Trastorno Primario de Lenguaje pueden variar en cada caso; pero en general, presentan problemas morfosintácticos y gramaticales en el lenguaje oral, tienen conflictos con el uso de las palabras y con la concordancia del artículo con el sustantivo.
Por otro lado, resaltó que este padecimiento no tiene una etiología conocida, ya que no se tiene una razón clara de qué lo provoca; pues estos niños no presentan problemas auditivos, cognitivos ni neurológicos; aunque puede ser hereditario.
Durante su proyecto de investigación, Jackson-Maldonado trabajó con 34 niños que presentaban el Trastorno Primario de Lenguaje y con 34 niños con desarrollo típico, de escuelas primarias privadas y públicas, así como de clínicas privadas y del Centro de Rehabilitación Infantil Querétaro (CRIQ).
Se les aplicaron siete pruebas que abarcaban los siguientes rubros: inteligencia, articulación, vocabulario, morfosintaxis, no palabras y narrativa, así como una audiometría. “Con la aplicación de estas pruebas se concluyó que ninguna por si sola es capaz de identificar a niños con esta problemática, sino que se tiene que crear una batería de pruebas que funcione”.
Además, explicó que la definición del trastorno no es homogénea, ya que no hay una caracterización especifica: algunos niños pueden tener problemas léxicos, morfológicos o gramaticales y otros más en comprensión, expresión o interacción; unos pueden tener también afectaciones emocionales, y otros no.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.