Connect with us

Querétaro

Contaminación y malos olores en el Río Querétaro

Publicado

en

POR LETICIA JARAMILLO FOTOS BERENICE VÁZQUEZ N O T I C I A S El descuido de las autoridades de la Delegación de Villa Cayetano Rubio, en Hércules, sumado a la falta de educación y de valores de los ciudadanos, contribuye a la contaminación del Río Querétaro donde se descargan todas las aguas negras de la zona, provocando fétidos olores que se acentúan con el inicio de la temporada de calor y se genera una gran cantidad de zancudos que representan un serio peligro para los habitantes de esta zona.

Diana Corona Luna comentó que a pesar de que el camión de la basura pasa todos los días, nadie presta atención y la gente usa el río como tiradero de basura.

Es un problema que debe ser atendido por la delegación y la población debería concientizarse para no seguir contaminando este cuerpo de agua que despide malos olores.

La señora Miriam Alvarado que se encontraba vendiendo en el atrio de la Iglesia comentó que hay mucha basura, animales muertos y rama, que son contaminantes que vienen desde La Cañada.

Dijo que el problema de seguridad es otro problema porque las patrullas no pasan.

El señor Daniel Espinosa explicó que Hércules es de los pocos lugares que tiene servicio de limpia y no es posible que el río se encuentre tan sucio, ya que la gente arroja hasta los colchones.

Si no hubiera servicio de limpia sería un cochinero mayor, debido a que la gente todo tira en el río, dejándolo hecho un asco.

Falta educación y recuperar los valores.

“Una buena solución sería entubar el río”, ya que actualmente casi no tiene casi agua y con ello también se podría hacer un par vial para atemperar el problema de tránsito en la zona, ya que actualmente sólo hay una avenida y es muy pequeña.

La población reconoce que ha cambiado un poco el aspecto de Hércules con la llegada del nuevo delegado, Sergio Soto Solís, sobre todo en vigilancia porque ahora las tiendas de conveniencia ahora venden bebidas alcohólicas hasta las 12 de la noche, cuando anteriormente estaban abiertas las 24 horas, pero todavía falta mucho porque a veces no pasa una patrulla ni de casualidad.

Otro problema que no se ha resuelto es el grafiti, ya que no hay un control de los jóvenes que se dedican a pintar las fachadas de las viviendas.

Es increíble, dijo, que hay algunos arcos que son tan históricos como los de la avenida Zaragoza, es un acueducto pequeño, y también son dañados sin que nadie diga o haga algo.

Hay preocupación entre la gente porque cuando llega la temporada de calor el problema de los zancudos se acentúa, provocando enfermedades diversas como dengue y hepatitis.

La gente come y toma refresco y arroja sus desechos al río, lo que provoca que el agua lleve una gran cantidad de basura sin que la autoridad haga algo.

Anteriormente limpiaban y ponían cal, lo que disminuía la cantidad de zancudos en la zona, pero actualmente no se han hecho este tipo de campañas.

Uno de los jóvenes de nombre David Garduño que se paseaba por la zona acompañado de su novia, que por cierto en el momento de la entrevista arrojaba los desperdicios de la garbanza que se estaba comiendo al río, dijo que es necesario que los jóvenes sean más responsables y no sigan arrojando la basura al río –como su novia– para evitar que se siga contaminando.

Indicó que aparte de la contaminación del río el problema del grafiti es muy fuerte, hace falta que las autoridades pongan más vigilancia y que los jóvenes sean más responsables, evitando arrojar desechos al río.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.