Connect with us

Querétaro

“Casados se vive en armonía con Dios”

Publicado

en

Reinventarse

ANA CRISTINA ALVARADO No ti cias En Jalpan de Serra, los jóvenes ya no se quieren casar: Don Juan Luna. Es una preocupación para la gente que en estos tiempos los jóvenes ya no se quieran casar por la iglesia, “como lo manda Dios”, Don Juan es un campesino de Tierra Fría, además es ministro de la Iglesia y lamentó que los jóvenes ya no se interesen en el matrimonio. “Ahora ya no se quieren casar, sólo se juntan, lo peor es que viven un rato juntos y a los tres años se abandonan”.

Don Juan Luna, que sólo tiene un apellido pues nunca conoció a su padre, dijo que él tiene tres nietos que no se quieren casar, “dicen que es lo mismo y que a veces viven mejor los que no están bien casados, yo les digo que para vivir en la tierra cualquiera, pero que casados se vive en armonía con Dios, tengan en cuenta lo que quieren para su vida”. Él aseguró que el amor existe y que aunque a veces el matrimonio se dirige por caminos con muchas curvas, si la persona es la indicada el amor seguirá por siempre.

Don Juan tiene 58 años de casado con su esposa Elpidia Hernández y aseveró que aún la adora. La historia de Don Juan es interesante y apasionada, él se robó a la novia, en primera porque era muy pobre y en segunda porque no se la iban a querer dar los padres, en un principio se la llevó a “un refugio de confanza”, vivieron por un mes en la casa de un amigo de Don Juan en Tierra Fría, después de ese tiempo se casaron en la Iglesia de Landa de Matamoros, a la cual llegaron a caballo, tras siete horas de galope.

“En aquel tiempo la gente estaba muy pobre y no había con que comprar, así que nos pusimos cualquier ropa, no me acuerdo a que hora me casé pero fue temprano porque teníamos que andar siete horas ese día nos fuimos a caballo, a nuestra boda fueron algunos familiares, hicimos una comida chiquita, ahí nomás, el amor no siempre es dulce y no siempre es miel, pero yo aún la quiero y mucho”.

Por último Don Jun Luna recomendó que los jóvenes y no sólo los de la sierra deben casarse, pues comentó que en las ciudades es aún más difícil que las personas se comprometan, señaló que lo más importante en una relación es encontrar, pues también dijo que hay muchos hombres y mujeres que sólo se engañan y que dejan de lado las promesas y el significado de las mismas. “El amor existe, pero hay que aprender a llevarlo, hay que conocerse y en el matrimonio se puede lograr”, finalizó.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.