Connect with us

Internacional

Se extiende la protesta hasta Minas Gerais

Publicado

en

Usa cubrebocas

EFE Belo Horizonte (Brasil).- El suroriental estado de Minas Gerais, cuna del movimiento independentista de Brasil a finales del siglo XVIII, se levanta también en medio de la ola de protestas que se expanden por todo el país y que hoy tuvieron una importante movilización en Belo Horizonte, la capital regional.

Belo Horizonte, la sexta mayor ciudad del país con unos tres millones de personas en su región metropolitana y una de las seis sedes de la Copa Confederaciones que se disputa en Brasil, vivió hoy otra jornada de tensión y protestas en sus principales calles.

Unas 10.000 personas se reunieron en la plaza pública Sete, en pleno corazón de la ciudad, y unas 5.000 más se unieron en el trayecto hasta la sede de la Alcaldía Municipal, según confirmó a Efe la Policía Militar de Minas Gerais, que escoltó la movilización.

La nueva protesta en Belo Horizonte se realizó a pesar de que horas antes en una rueda de prensa el gobernador de Minas Gerais, Antonio Anastasia, anunció una reducción del 3,65 % de las tarifas de autobuses en la región metropolitana a partir del 1 de julio.

La ola de protestas comenzó la semana pasada en Sao Paulo con un movimiento en contra del alza de 20 centavos de real (unos 10 centavos de dólar) a las tarifas del servicio de autobuses en la mayor ciudad brasileña.

BRASILIA La Policía reprimió hoy con gases lacrimógenos y balas de goma a un grupo de manifestantes que amenazaba con invadir la sede del Congreso Nacional en una de las cerca de 80 protestas registradas en todo Brasil para reclamar por mejores servicios públicos.

El conflicto se produjo cuando un pequeño grupo, de entre las 25.000 personas que participaban en una protesta en los jardines frente a la sede del Legislativo, consiguió atravesar un cerco policial y aproximarse a las piletas que decoran la entrada del Congreso.

Los manifestantes violentos lanzaron piedras y otros objetos contra la Policía y le prendieron fuego a señales de tránsito y, a los gritos de “llegó la hora de ocupar”, amenazaron con avanzar sobre el cerco policial que rodeaba la edificación pública.

300 MIL EN RÍO Un pequeño grupo de manifestantes se enfrentó hoy a la Policía durante la multitudinaria protesta para exigir mejores servicios públicos en Brasil que congregó en el centro de Río de Janeiro a cerca de 300.000 personas.

La Policía utilizó bombas de gas lacrimógeno para dispersar a un pequeño grupo de encapuchados que supuestamente intentó invadir la sede de la Alcaldía de Río de Janeiro, según fuentes oficiales.

La reacción de la Policía a los encapuchados que lanzaban piedras a la alcaldía y que prendieron fuego a recipientes de basura provocó una correría y la dispersión de los manifestantes que hasta ese momento marchaban pacíficamente.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regresar depende de todos