Connect with us
Apoyo a créditos

Querétaro

El penal de San José el Alto, en mejores condiciones que otros

Publicado

en

Usa cubrebocas

POR ENRIQUE ZAMUDIO N O T I C I A S Durante una reciente visita al Centro d e Reinserción Social (CERESO) de San José El Alto, visitadores y el presidente de la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ), Miguel Nava Alvarado, identificaron diversas áreas de oportunidad en este centro penitenciario para garantizar un trato digno para los internos.

En entrevista, el presidente de la DDHQ, Miguel Nava Alvarado, dio a conocer que al entrevistarse con las familias e internos, pudo conocer de viva voz su sentir acerca del trato que reciben por el personal penitenciario y, en especial, sobre las revisiones en las jornadas de visitas.

Nava Alvarado dijo que de manera general la gente afirma que hay un trato digno; sin embargo, hay mujeres jóvenes que se quejan de la revisión, porque atentan con su dignidad, no sólo porque la hagan hombres, sino porque existe diferencia entre la revisión de jóvenes y de adultas mayores.

“Las condiciones en que realizan la fila, a veces de más de una hora, puede estar lloviendo, haciendo frío o mucho sol. Los internos tienen hijos pequeños, van niños recién nacidos”, dijo Nava Alvarado.

En este sentido, afirmó que aquí se podría mejorar la infraestructura con una carpa removible que pudiera habilitarse durante los días de visita y retirarse cuando no sea necesaria.

En el cas de las revisiones, Nava Alvarado propuso que, con el hecho de que ya existe infraestructura tecnológica, como lo son los scanners, ya se puede detectar diversas cosas y no de manera manual, con lo cual se podría evitar el afectar la dignidad de las personas.

Los familiares también se quejan del tiempo de espera y del hecho de que no se les explica qué alimentos pueden ingresar y cuáles no.

INTERNOS DESCONOCEN EL REGLAMENTO INTERNO DEL CERESO Al revisar el Centro de Salud y la Enfermería se verificaron las condiciones y el tratamiento médico de los internos.

Ahí se identificó que hay internos de más de ochenta años de edad y algunos que tienen algún tipo de padecimiento mental, como esquizofrenia que requiere un tratamiento y medicación especial.

“Es bueno a veces contactar a la familia, porque a veces por la condición de salud no van a tener capacidad de expresar realmente lo que está pasando”, explica Nava Alvarado, quien dijo que son los familiares quienes saben los padecimientos del interno, así como la manera en cómo se les administra el medicamento.

También –agrega- hay casos en que los internos tienen padecimientos psíquicos y no saben, si quiera, que tienen derecho a tener un defensor de oficio.

Por otra parte, hay reclusos que al recién ingresar desconocen las “reglas internas” a seguir para garantizar que haya condiciones de gobernabilidad al interior del CERESO.

Nava Alvarado afirma que las autoridades afortunadamente se distinguen por tener el control del penal, pero esa seguridad –indicó– no debe de ir en detrimento de la dignidad de los internos.

“Las cosas, dentro de lo difícil que es estar interno, donde hay áreas de oportunidad”, apuntó Nava Alvarado.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
Advertisement

Regresar depende de todos