logo_2
logo_1
Connect with us

Opinión

MIRADOR

Publicado

en

ARMANDO FUENTES AGUIRRE.

¿Por qué tardaste tanto, golondrina? Llegabas siempre en marzo, con los últimos vientos y las primeras lluvias, y hacías tu casa en mi casa, como cada año, como cada vida.

Ahora, en cambio, llegas cuando ya casi se va abril.

¿Te retrasaste tú o se atrasó el mundo? Vienes de prisa, se nota, igual que novia que va tarde a la cita.

Aleteas, nerviosa -quizá no sabes en qué día vives-; parece que te buscas a ti misma sin hallarte.

No te apenes.

Yo también llego tarde a todas partes, e igualmente me busco sin encontrarme.

Ven y haz tu nido con el agua y el barro de la tierra, mismas materias de las que estamos hechos tú y yo.

Aquí las golondrinas son siempre bien bienvenidas: la gente del Potrero dice que fueron tú y tus hermanas las que quitaron las espinas a la corona del Crucificado.

Haz tu casa en mi casa, como siempre.

Eso sí: procura no retrasarte tanto el próximo año.

Quizá ya no me encuentres, ¿sabes? Hay citas a las que no debe uno llegar tarde.

¡Hasta mañana!.

.

.

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Advertisement
Advertisement