Banner promueve tus ideas
Regularizate con descuentos
Connect with us

Querétaro

Sólo había un mago

Publicado

en

POR LUIS MONTES DE OCA Noticias En el Querétaro austero que me tocó vivir, los festivales del día del niño eran propiamente en las escuelas, nuestra vida era muy simple, no tenía complicaciones y lo más que llevaban era un mago: Las señoritas Ballesteros ese día llevaban al mago en el patio del a escuela, bajo la sombra de los naranjos, donde había un plumbago.

El mago hacía algunas suertes que nos impresionaban. Eso era lo más frecuente.

Cuando estuve con doña Esperancita Mc. Cormick, volvía el mismo mago y hacía las mismas suertes, creo que era el único y creo que era muy económico y eso era lo que permitía el presupuesto de las escuelas.

Al referirse a los dulces, el Dr. Jaime Zúñiga Burgos recordó la dulcería Mosidelis, en las calles de Pasteur, de una familia de origen griego, de la que todavía quedan algunos descendientes, entre ellos Melisa Mosidelis, la pintora, que debe ser su bisnieta.

Recordó que había una fábrica de caramelos que tenía mucho éxito y esta se encontraba frente al templo de Capuchinas, fabrica de la familia Jiménez del Prado y los famosos dulces rellenos que fue un gran adelanto en Querétaro y que estaban en el basamento de la plaza de toros Colón, donde estaba la fábrica de cajeta de un señor Septién y él descubrió como inyectar cajeta a unos caramelos… un lujo.

El día del niño tuvo sus cambios.

Una marca refresquera regalaba cajas en las escuelas, para acostumbrarnos.

Era muy simple, no se festejaba en muchas escuelas.

Al cuestionársele sobre los juguetes y si tenía alguno preferido, compartió que a él le gustaban os de madera y lámina: “tuve una avioneta de lámina con ruedas de plomo.

Aquí el plástico llegó a la calle nueva, que fue la que abrieron al derrumbar el cine Goya.

Ahí conocimos los juguetes coloridos y ligeros.

Sería 1956, 57, hubo un incendio, los juguetes se quemaron y entonces los vendían más baratos por estar tatemados.

En los pueblos, recuerda Jaime, los niños jugaban con camioncitos hechos de cactus, con algunos recortes y con una vara hacían los ejes y las ruedas del mismo material.

Era la época del aro de carro; había pocas pelotas, generalmente las había en las escuelas, los Maristas tenían balones de cuero.

Entonces con un núcleo de piedra e hilaza de desecho y a darles vueltas hasta que le dabas forma para jugar.

Había lo tradicional, el balero, el trompo.

—¿Quién era tu mejor amigo? —los del rumbo: Chuy Saavedra y todos los amiguitos de la calle de Pasteur, entre Reforma y Zaragoza, que era la orilla de la ciudad.

—¿Todo era austeridad? —Era tiempo en que los padres luchaban mucho para sacar a las familias adelante.

Época en que trabajaban las mamás, en sus casas, elaborando productos como gelatinas o raspados, para venderlas entre los vecinos, que era una forma para ir saliendo adelante.

Mira —comenta Jaime con ese gesto entre festivo y de seriedad que le caracteriza cuando sabe que contará algo que despertará la risa— mi mamá sacó un modelo para unos calzoncillos que eran unisex.

A mis hermanas les da pena que platique esto, pero es cierto: nos hacían calzones con la manta de los costales y a mí o alguno de mis hermanos nos tocaba la suerte de traer en alguna parte de la anatomía: “Molino el Fénix”.

Lo viví, eso nos forjó el carácter, porque nada se desaprovechaba, no había desperdicio.

No había bolsas de la basura, había bote y lo ponías frente a tu casa, pasaba el basurero anunciándose con n riel y un tornillo, lo escuchabas y sabías que venía el carretón, luego, como no se paraba, el bote te lo dejaban unas cuatro o cinco casas adelante.

Los presos, los borrachitos que estaban detenidos eran los que hacían esa labor.

No se escapaban, todo era la palabra, salían bajo palabra.

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.