Connect with us

Querétaro

Posible cambio de custodia cuando impidan convivencia de los menores

Publicado

en

Usa cubrebocas

POR LETICIA JARAMILLO Noticias Impedir la convivencia de los menores con la persona que tenga derecho a ella, por más de una ocasión y sin causa justificada a juicio de un juez, puede ocasionar que se decrete el cambio de la misma, escuchando al menor y dando vista al Sistema DIF y al fiscal que corresponda.

Así lo aprobaron los diputados que integran la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, al avalar la Iniciativa de Ley que reforma los párrafos tercero y cuarto del artículo 447 del Código Civil del Estado, que tiene que ver con la custodia y convivencia de los menores.

El presidente de la Comisión legislativa, diputado Luis Antonio Rangel Méndez, dijo es muy frecuente que ante la conflictiva familiar se impida la convivencia con los menores al progenitor que le corresponde tenerla, por revanchismo, por odio o rencor, pero el afectado es el menor.

Precisó que anteriormente el padre que no lograba tener la convivencia tenía que tramitar un incidente ante el Tribunal Superior de Justicia, pero este proceso se podía prolongar por semanas, meses y hasta años, y lejos de brindar una protección al menor, se genera un sentimiento de desamparo en el mismo, al perder durante este tiempo, contacto con el progenitor.

Con esta reforma se propone que la normatividad en la que la Ley sea más tajante y se informe a la persona que tiene la custodia que si se niega a las convivencias, el juez podrá intervenir sin necesidad de tramitar un procedimiento y decretar el cambio de custodia.

Durante la sesión en la que también estuvieron los diputados Verónica Hernández Flores, J. Jesús Llamas Contreras y Carlos Lázaro Sánchez Tapia, Rangel Méndez, expresó que para tomar una determinación, el juez, atendiendo a las circunstancias del proceso, resolverá sobre la pertinencia de practicar exámenes psicológicos a ambos padres y a las respectivas parejas de estos, en el caso de que las hubiere, en la institución pública que considere adecuada, así como escuchar al menor, y dar la intervención legal correspondiente al fiscal.

Explicó que resulta necesario que el juez aperciba y aplique, de ser necesario, medidas de apremio para garantizar que los menores puedan acceder a una convivencia armónica basada en el respeto, cariño y en las mejores condiciones para su desarrollo emocional y psicológico.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.