Banner
 

Débito alimentario y violencia predominan en juicios familiares

Compartir nota

POR LETICIA JARAMILLO Noticias Hace más de diez años en los juicios familiares se argumentaban cuestiones de adulterio, hoy son más frecuente situaciones de débito alimentario, así como violencia intrafamiliar, física o psicológica, señaló la magistrada de la Sala Familiar del Tribunal Superior de Justicia, Maricela Sandoval López.

Dijo que en el año 2000 ya existía la problemática de los juicios familiares que rebasan la capacidad en los juzgados del ramo y por eso se crearon más, de manera que al término del 2001 eran seis los juzgados familiares y se cerraba con 1 mil 300 a 1 mil 500 asuntos; hoy son 2 mil 500 asuntos por año por cada juzgado y no se acaban.

Explicó que un juicio familiar que no tenga complejidad se lleva entre seis y ocho meses, por el número de los demás juicios, pruebas y audiencias no permite que se pueda desahogar en un menor tiempo; incluso hay juicios que se llevan años.

La magistrada Sandoval López detalló que otras causas de los juicios familiares son los divorcios, pérdidas de patria potestad, custodias, convivencias y otorgamiento de alimentos.

Expresó que los juzgadores siempre buscan el beneficio para los niños o el grupo que necesita los alimentos, sin embargo, no siempre los ingresos de las personas son claros.

Hay mucha gente que trabaja por su cuenta y no está dado de alta en Hacienda y es difícil conocer sus ingresos.

Puntualizó que alrededor de un 60 por ciento de los asuntos relacionados con el otorgamiento de alimentos se desconoce cuál es el ingreso de las personas, ya que mucha gente trabaja en la informalidad.

Comentarios

comments

Compartir nota