Connect with us

Querétaro

SIEMBRA ABUELITA PEREGRINA FE, CANTOS, FERVOR… Y LLANTO

Publicado

en

Reinventarse

POR ENRIQUE ZAMUDIO FOTOS MIGUEL CRUZ Noticias La comunidad de La Piedad, en El Marqués, amaneció ayer con la gran noticia de que Doña Emma Morosini, mejor conocida como la Abuelita Peregrina, había pasado la noche en esta localidad marquesina.

Los Vizcaya Mota, una familia de peregrinos al Tepeyac, abrieron las puertas de su casa para que la romera italiana descansara y reiniciara su camino este martes.

“Tuvimos la suerte de tener esta peregrina.

Una peregrina distinguida”, compartió Don Raymundo Vizcaya, quien reconoce que este encuentro fue muy emotivo, especialmente por la reciente partida de su esposa Ana Bertha Mota, quien fue una peregrina guadalupana que recorrió 50 años el Santo Camino al Tepeyac.

“Nos sentimos muy orgullosos.

Es un regalo que Dios nos manda; una bendición que Dios nos mandó”.

La presencia de Emma Morosini en Querétaro ya es todo un fenómeno.

Al menos un millar de personas, en diferentes grupos y momentos, se acercan a la autopista a saludar a la Abuelita, cantarle una porra, obsequiarle agua, comida o incluso apoyarla con dinero en efectivo.

Una orquesta de bocinas de tráileres y automóviles se escucha sobre la autopista al ver pasar a la Abuelita Peregrina.

Al llegar a la comunidad de El Colorado, Emma Morosini tomó un breve descanso en la Ermita de Santa María de Guadalupe.

Cientos de personas llegaban en pequeños grupos a saludar a la Abuelita Peregrina.

La abrazaban, besaban cariñosamente y le pedían su bendición.

No sólo era gente de El Colorado, sino también de Querétaro e inclusive familias que, al ver la noticia y saber que la Abuelita Peregrina avanzaba por la autopista, se organizaron y aprovecharon el asueto para conocerla.

Tal fue el caso de Doña Francisca Gómez Cruz, de 90 años, oriunda de Apaseo El Grande, Guanajuato.

Toda la familia se organizó, se subieron a la camioneta y tomaron la autopista para encontrarse con Emma.

“Llora si tienes ganas de llorar.

¡Llora de alegría!”, le decían sus familiares a Doña Francisca.

“Es bien dura para que tire una lágrima”.

Finalmente, Doña Francisca no pudo contener la emoción y los ojos se le llenaron de lágrimas al acercarse a la peregrina italiana.

“¡Yo soy mayor!”, dijo Emma, mientras la abrazaba.

“¡Es una dicha haberla visto a esta peregrina tan hermosa!”, expresó Doña Francisca.

“¡Basta! ¡Basta!”, soltó Emma Morosini después de haberse tomado decenas de fotografías y selfies, anunciando que el descanso fue suficiente y era momento de partir.

La Abuelita Peregrina se levantó y fue hacia la imagen de cantera de la Virgen de Guadalupe.

Rezó, la contempló un momento y le envió besos con mucha ternura.

Después tomó su “diablito” y siguió su camino sobre el acotamiento de la autopista.

Emma tomó de la mano a una mujer de Protección Civil de Pedro Escobedo y así caminaron muchos kilómetros.

Mientras tanto, la familia Trejo Ruiz, oriundos de La Loma, El Marqués, se sumaron a la romería y acompañaron a la Abuelita Peregrina.

Después de mediodía, la Abuelita Peregrina arribó a Pedro Escobedo y fue recibida en un convento de esta localidad, donde pernoctó para reiniciar esta mañana su peregrinar hacia la Basílica del Tepeyac.

Finalmente, cabe hacer mención que en todo momento estuvo apoyada por elementos de la Unidad Estatal de Protección Civil, Protección Civil de El Marqués y de Pedro Escobedo, así como elementos de la Policía Federal

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.