Connect with us

Querétaro

Transporte público, un cambio en la movilidad de Querétaro.

Publicado

en

Por Luis Montes de Oca

Noticias

A lo largo de su historia, Querétaro se ha distinguido por su alta competitividad, con un crecimiento económico sostenido, una fácil atracción de inversión y una posición geográfica privilegiada a nivel nacional; circunstancias que han propiciado cambios en el desarrollo urbano, así como un incremento poblacional permanente que, sumado a que por muchos años hubo una falta de políticas públicas responsables para operar el sistema de transporte público de una forma moderna e integral, han puesto a prueba la movilidad de las personas, particularmente de la zona metropolitana.

Para enfrentar este reto, la actual administración estatal ha impulsado una transformación de fondo del transporte público colectivo, bajo un planteamiento estratégico que lo considera una pieza clave para girar la pirámide de la movilidad, sustentándolo con el Programa Estatal de Transporte (PET) 2016-2021 que contiene las estrategias y líneas de acción que se vienen impulsando para avanzar en dicho objetivo.

El PET 2016-2021 cuenta con el aval de diferentes expertos en movilidad y el ordenamiento territorial, quienes contribuyeron en su construcción, encontrando respuesta a las necesidades planteadas por las personas en diferentes foros de participación y consulta ciudadana, definiendo así estrategias –con sus líneas de acción- que están abocadas a romper un paradigma en el transporte público de Querétaro.

En tiempos en que se duda de todo, es de destacarse cuando los proyectos se cumplen, la gente responde, se genera confianza a la palabra empeñada, sobre todo si se gobierna con ejemplo y este es un buen ejemplo de la unión de voluntades entre concesionarios, la empresa y la administración estatal.

Se ha cumplido —aun cuando faltan obras (ejes estructurantes) programadas para antes de que concluya el sexenio— una transformación del sistema de transporte público de forma integral, desde la raíz, con cambios tangibles en infraestructura con un nuevo modelo de operación y más tecnología.

Entre otros beneficios que ya se tienen están: con el sistema Qrobús se cumplen con las tarifas preferentes para discapacitados, estudiantes y adultos mayores que a diferencia de otros estados, en Querétaro se tiene un esquema de descuentos de tarifa que van del 50 por ciento al 76 por ciento en los usuarios preferentes: discapacitados, adultos mayores y estudiantes con una reducción de tarifa de 8.50 en efectivo a 4 pesos con tarjeta (incluyendo el cero costo en trasbordos en preferentes).

También es de destacar que actualmente más del 90 por ciento de los pasajes se pagan con tarjeta de prepago, lo que representa importantes ahorros para los usuarios y al menos 300 mil pasajes se ahorran 50 centavos con la tarjeta general.

Asimismo, más de 163 mil pasajes se ahorran 4.50 pesos como usuarios preferentes como se señaló líneas arriba: discapacitados y adultos mayores.

De acuerdo a la información disponible, está demostrado que el sistema de prepago es seguro, transparente y confiable porque el índice de falla es menor. También es de destacarse que desde la corrección de errores en el sistema de prepago sólo se han presentado cuatro casos en los que se registró alguna discrepancia por parte de los usuarios, a quienes la empresa de recaudo atendió a plena satisfacción.

Dicha cifra es infinitesimal si se toma como parámetro que diariamente se registran más de 560 mil usos de tarjeta.

En beneficio de los socios de la empresa unificadora, el uso de la tarjeta evita la fuga de dinero, lo que garantiza que se implementen acciones de mejora continua para beneficio de los usuarios y una vez que el nuevo sistema de transporte se vea consolidado serán viables mayores beneficios para todos los usuarios.

El transporte público no es un tema menor, son 560 mil pasajes todos los días y cabe recordar que anteriormente se implementaron acciones que iban en deterioro del propio servicio con acciones cosméticas como camiones viejos repintados, se veía y era de dominio público que estaba maquillado, no había infraestructura, -y hasta hace algunos años- tampoco transparencia entre el Instituto Queretano del Transporte, el recaudador y los concesionarios.

Se debe reconocer que la zona metropolitana crece todos los días con la llegada de las inmigraciones a la capital y los municipios de El Marqués, Corregidora y Huimilpan, lo que obliga a tener un transporte público más eficiente, seguro y que cumpla con las expectativas del usuario, de una ciudad creciente y pujante.

Quienes usamos el transporte público y quienes circulamos por la ciudad, no podemos ignorar que los operadores siguen cometiendo arbitrariedades, que hay accidentes y esto, debe quedar claro, los choferes no son empleados del gobierno del estado, sino de los concesionarios unificados en una empresa, que es la que está obligada a responder por dichas situaciones.

Son los concesionarios los que deben tratar laboralmente bien a sus choferes éstos están identificados para que el usuario se pueda quejar en caso de faltas o malos tratos.

En tanto la autoridad se encuentra comprometida en exigir a los concesionarios de transporte público que capaciten permanentemente a sus operadores sobre la seguridad de los usuarios, transeúntes y todas las personas.

Además, se ha mencionado que se trabaja en el reforzamiento de las labores de inspección para lograr una mejor supervisión y ordenamiento, por medio de acciones preventivas que contribuyan a disminuir los accidentes y se genere mayor confianza con la ciudadanía.

Pago en efectivo

Es conocido que al pagar en efectivo se perdían al menos cien millones de pesos al año, entre operadores y toda la cadena administrativa y también es conocido que inclusive en otros tiempos este descontrol era propiciado por el mismo Instituto Queretano del Transporte.

Este importante desvío de recursos quedó subsanado con la empresa recaudadora que la administran los mismos concesionarios y así cada empresa recibe lo que le corresponde en base a su participación y cumplimiento de las rutas asignadas.

Prepago

Uno de los problemas evidente son los puntos de recarga, por lo que se ampliarán a mil, para que desde cualquier punto de la ciudad, se puedan hacer las recargas, en los puntos establecidos y las tiendas de conveniencia y farmacias.

Usuarios sin transporte

Ante la falta de unidades o de tarjetas, cuando un ciudadano no puede abordar un autobús tiene que emplear un taxi, invirtiendo mucho más dinero o caminar y esto le quita tiempo de vida.

El IQT ha propiciado que todos los choferes tengan una tarjeta cargada para ayudar al usuario, recibiéndole el dinero, pero utilizando esa tarjeta para marcar el pasaje a fin de evitar fugas y llevar las cuentas claras.

Un dato interesante, es que se llevan más de 3 millones de pesos en multas a los concesionarios y el que con el impulso del pago con la tarjeta se registran 163 mil usuarios preferentes a los que se les respeta la tarifa de cuatro pesos, lo que equivale a una cifra superior a los 16 millones de pesos mensuales.

Vigilancia del sistema

Para que la vigilancia del sistema sea verdaderamente efectiva, se establecieron grupos que fungen como contraloría social, son los ciudadanos los que denuncian al centro de atención telefónica para que diga qué es lo que está pasando y tengan una respuesta en menos de 24 horas desde la ruta que sea.

Otro de los proyectos de suma importancia es la colocación de cámaras de video vigilancia en los camiones, proyecto que se tiene pendiente y que coadyuvará para reducir aún más el índice de robos que ha bajado de 10 al mes a uno, porque sin dinero en efectivo no hay que robar, pero se debe privilegiar la integridad del usuario.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments