Cae barda del CAM Helen Keller

Compartir nota

POR LETICIA JARAMILLO Noticias A consecuencia de las fuertes ráfagas de viento atípicas y luego de más de 30 años de haberse construido, la noche de este lunes se derrumbó una barda de aproximadamente 90 metros del Centro de Atención Múltiple Helen Keller, sin que hubiera causado daño a ninguna persona.

El Secretario de Educación, Alfredo Botello Montes, informó que tras conocer la contingencia personal de la Usebeq acudió al lugar para realizar las gestiones necesarias y poder levantar nuevamente la barda de esta escuela, que atiende a 173 niños con necesidades especiales.

Carlos Arturo Cabrera López, jefe de administración y mantenimiento de la Unidad de Servicios de Educación Básica del estado de Querétaro (Usebeq), informó que seguramente el muro ya presentaba algún daño y el viento la colapsó.

Dijo que personal de la Dirección de Obra de la Usebeq acudió al CAM con el objetivo de remediar la situación a través de una malla ciclónica que será colocada de manera provisional, y en breve se construirá nuevamente la barda en esta escuela donde asisten niños de educación especial, con sordera y autismo, entre otras discapacidades.

Afortunadamente no asistieron los niños porque ya estaba programado, no por el incidente, pero se valorará el resto de la barda para conocer cuáles son las condiciones en las que se encuentra y de ser necesario tomar las medidas que el caso requiera, añadió.

Cuestionado sobre el estado general en el que se encuentra la infraestructura educativa, el Secretario de Educación dijo que de manera frecuente se hacen revisiones por personal de la Usebeq, sin embargo, son 2 mil 100 instituciones y en ocasiones hay afectaciones que se atienden en la medida de las posibilidades.

Aunque no precisó cuánto presupuesto se destina al mantenimiento y reparación de las escuelas, Botello Montes dijo que hay una partida para mantenimientos menores u ordinarios, pero tratándose de bardas la inversión no es tan pequeño.

Recientemente en el CETIS 16 hubo una contingencia que costó 1 millón de pesos para reponer la barda que cedió ante contingencias climatológicas, concretamente una avenida de agua.

Comentarios

comments

Compartir nota