Connect with us

Querétaro

PETICIÓN DE PERDÓN

PRISCILIANO HERNÁNDEZ CHÁVEZ, CORC Algunos políticos e intelectuales están en la controversia de dimes y diretes sobre la petición de perdón, -México- España, con el peligro de caer en mayores confrontaciones entre ellos y entre sus fervorosos seguidores; quizá se ha roto el equilibrio,-isorropía.

Hierve la sangre y pululan las palabras, se agrietan las convivencias y no se encuentra la solución. La xenofobia, puede enseñar las orejas, en está tierra de mestizajes de sangre y de cultura hispano-mexica.

Qué grave es perder la sensatez y pretender ser jueces en un tribunal que no nos compete por el contexto histórico y la real falacia del anacronismo: juzgar el pasado con criterios actuales.

Los hechos se dieron de la manera que el historiador serio los narre.

Todos somos deudores de un pasado con sus gestas heróicas y sus desaciertos.

La diosa Némesis, es la diosa de la venganza que no olvida y castiga los agravios, propia de los griegos de la cultura clásica y defensora de la dignidad de los dioses.

Estamos en otro tiempo, con una pluricultura de la cual somos herederos, depositarios y, en cierta manera, transmisores; implica semillas que han de florecer para bien de todos los pueblos.

Tenemos una Madre, Santa María de Guadalupe, quien nos orienta para solucionar tantos dislátes y desórdenes, para ir en una verdadera cultura del amor y de la comunión de pueblos; la Madre de los hijos de estas tierras y de las más lejanas: “Porque yo en verdad soy vuestra madre compasiva,-cal nel nehuatl in namoicnonohuacanantzin- ,tuya y de todos los hombres que en esta tierra estáis en uno,-in tehuatl ihuan in ixquitchtin in ic nican tlalpan ancepantlaca.

Y de las demás variadas estirpes de hombres, mis amadores, los que a mi clamen, lo que me busquen, los que confíen en mí,-ihuan in occequin nepapantlaca , notetlazotlacahuan , in notech motzatzilia , in nechtemoa , in notech motemachilia”, (Nican Mopohua 29- 31).

Quizá, la mejor lección fue, es y seguirá siendo, la petición del Padre Nuestro: “perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

Ni qué decir de esa enseñanza de Jesús en la parábola, emotiva y sublime, del Padre Pródigo y del hijo despilfarrador, arrepentido(Lc.15,1-32 ). La existencia, la libertad y la razón, con otros bienes, como nuestra tierra, son dones extraordinarios que el Señor nos da; la existencia es para donarla; la libertad,-no es para despilfarrarla en desordenes como “hacer lo que me da la gana”, sino en un ejercicio de personas responsables de sí mismos y de los demás; la razón, que ha de ser cultivada en el noble ejercicio de buscar, saborear y exponer la verdad; nuestra tierra, para cultivarla en diversos órdenes, en abrazo a los hermanos de otras naciones y horizontes.

Lo maravilloso es saber que todo lo de Dios es nuestro, para compartirlo: su ser, su vida generosa que implica la vida eterna. Es triste la postura del hermano puritano y fariseo que discrepa de la bondad del Padre.

Jesús nos revela las entrañas misericordiosas del Padre, su rahamínentrañas de madre. Que hace salir su sol sobre todos, los de aquí como de aquellos hermanos que habitan “allende los mares”, o “del sol naciente”.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.