Celebran tradicional visita a las siete casas

Compartir nota

POR RUBÉN PACHECO Noticias En punto de las cinco de la tarde se escuchó el repicar de las campanas de todas las iglesias de la ciudad, pues fue el inicio de la tradicional “Visita a las Siete Casas”.

Desde la Catedral de Querétaro, el Obispo Faustino Armendáriz presidió la Misa del Jueves Santo, donde se conmemora la “Cena del Señor” y la institución de la Eucaristía.

Ahí, Don Faustino enmarcó las virtudes del amor y destacó que Dios es la prueba del amor a través de Jesús.

“Dios ha demostrado su amor al entrar en la historia humana mediante la persona de Jesucristo.

Este es el segundo momento constitutivo del amor de Dios.

No se limitó a discursos, a declaraciones tales, sino que se comprometió de verdad y pagó personalmente la factura de amar”.

Por ello recordó que con este recorrido en los templos, los fieles buscan emular el camino de Jesús, desde el templo hasta la Cruz del Calvario.

Es por ello que centenares de personas se dieron cita en las principales iglesias de esta ciudad para así obtener la indulgencia.

Y es que se trata de una de las más significativas celebraciones que se practica durante la Semana Santa en varios países del mundo y cuya explicación se debe a los siete recorridos que hizo Jesús desde el Jueves Santo hasta el Calvario.

Al oficiar la misa, el Obispo Faustino Armendáriz pidió a los fieles amar al prójimo, pero un amor sin condiciones, para lo cual sugirió hacer un examen de conciencia sobre la intensidad de ese sentimiento.

“El elemento esencial constitutivo de Dios es el amor y por tanto toda la actividad de Dios nace del amor y está marcado por el amor.

Todo lo que hace Dios lo hace con amor, por amor”.

Aunque consideró que no en todo momento se puede entender que ciertas acciones son basadas en el amor, pues agregó, las personas siempre buscan que las amen como esperan que los demás los hagan, ignorando que cada quien ama a su manera.

“A veces nos molestamos porque el otro no ama como yo amo.

Dice amar a los demás pero está equivocado porque no lo hace como yo lo hago.

Hermanos, el referente del amor es Cristo, no eres tú.

Es como Él nos ha amado, no como tu das amor, que seguramente si haces examen de conciencia lo das muy limitado”.

Comentarios

comments

Compartir nota