GALLOS EN PROBLEMAS; Querétaro iniciará la siguiente temporada en último lugar del cociente

Compartir nota

POR JOSÉ LUIS JIMÉNEZ Noticias Cuando jugadores y cuerpo técnico de Gallos Blancos habla de que son importantes los últimos nueve puntos en este temporada, hablan en serio, pues saben del panorama que les espera en el siguiente torneo, pues es muy probable que inicien en el último lugar de la tabla que define el no descenso.

Es decir, Gallos Blancos se está jugando el descenso del siguiente ciclo, desde ahora.

Y es cuando recordamos la gestión de Rafael Puente del Río y ese inicio de siete derrotas seguidas y su terquedad por no dejar el cargo, so pretexto, que nunca renunciaría a sus objetivos.

Tenemos mucho en este ambiente y todos los técnicos que han estado aquí, nunca han renunciado para que el equipo se corrija, para que aquella organización que les dio trabajo, pueda salir del bache y reaccione ante una mala racha.

Todos los estrategaa se aferran al cargo, nadie se hace a un lado, siquiera por vergüenza.

Pero también influye el hecho de que Jaime Ordiales y Javier Mier, no se den cuenta de la situación y no se atrevan a dar el cambio y revolucionar al equipo.

Todo esto ha influido para que el equipo esté en esta situación.

Otro aspecto, sin embargo, han sido los refuerzos que no han dado el ancho, salvo honrosas excepciones.

Un ejemplo es la contratación del paraguayo Jorge Rojas, quien debutó en el primer equipo, hasta la fecha 12 del torneo.

Aquí deben llegar jugadores hechos, que conozcan el medio.

Otro aspecto que seguramente debe estar dando vueltas en la mente de Jaime Ordiales, es el hecho de haber dejado ir a Tiago Volpi.

Dicen que los negocios no reconocen parentescos y que no se debe mezclar el sentimiento y el trabajo y el haberle dado la palabra a Tiago Volpi de dejarlo ir a buscar otros horizontes, en aras de buscar ser seleccionado nacional, su salida, ha lesionado mucho al equipo.

Su ausencia dolió y esto se tradujo en puntos menos.

Claro, en el futuro inmediato, sería un buen negocio, puedan venderlo a algún equipo europeo, pero mientras eso no pase.

Y finalmente, ojalá que los dueños se hayan dado cuenta estar en el futbol, requiere de mucha entrega, que tienen que reforzar al equipo.

Que los buenos resultados no llegan solos, que en esto no hay varita mágica y que de 50 jugadores baratos, solo uno sale bueno y se puede hacer negocio con él.

Si los dueños no ponen atención a este equipo, podría ser el próximo en descender.

Comentarios

comments

Compartir nota