Connect with us

Internacional

PSOE gana en España pero deberá pactar

PSOE gana en España pero deberá pactar

PEDRO Sánchez, dijo a través de redes sociales que el país votó en defensa de los derechos y las libertades, de la igualdad y la justicia social

Madrid, España.- El socialista Pedro Sánchez se impuso en las elecciones celebradas este domingo en España, con 28.7% de los votos, aunque se quedó lejos de la mayoría absoluta necesaria para poder gobernar en solitario.

El dirigente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tendrá que negociar con otras fuerzas parlamentarias los apoyos a su investidura presidencial, lo que condicionará su mandato en un Parlamento muy fragmentado. “Ganar las elecciones no implica poder gobernar”, advirtió de forma premonitoria Sánchez durante la campaña electoral.

Junto a la victoria insuficiente del dirigente socialista (consiguió 123 escaños en la Cámara de Diputados; para tener la mayoría requería de 176, de un total de 350), destaca el hundimiento del derechista Partido Popular (PP), liderado por Pablo Casado, que perdió casi la mitad de los apoyos para obtener apenas 16. 7% de los sufragios (66 escaños), mientras que la extrema derecha de Vox irrumpió con fuerza en el tablero electoral y en el Parlamento, al cosechar más de 10% de los votos (24 escaños de diputados). Por su parte, el liberal Ciudadanos (Cs) experimentó bajo la batuta de Albert Rivera un importante ascenso al recabar casi 16%.

El severo retroceso del PP, que simbolizó durante décadas al conservadurismo español, se produjo como consecuencia, sobre todo, de la división de la derecha española, lo que dispersó el sufragio y facilitó el triunfo de los socialistas que ahora deberán emplearse a fondo para establecer alianzas que les permitan formar gobierno.

“Ha ganado el futuro y ha perdido el pasado. No queremos involución, queremos un país que avance”, dijo Sánchez al término de la jornada para referirse al fracaso de la derecha española. A la vista de los resultados electorales, la opción más viable para Sánchez sería la de pactar con la antiliberal Unidas Podemos, encabezada por Pablo Iglesias, y que acusó un importante tropiezo electoral (14.3%, o 42 escaños), aunque sigue siendo un socio indispensable para la formación de un gobierno de izquierdas.

Iglesias dijo que ya habló por teléfono con Sánchez para felicitarlo y ofrecerle formar “un gobierno de coalición de izquierdas”.

Sánchez e Iglesias ya mostraron durante la campaña su disposición a firmar acuerdos de gobierno, por lo que la misión más complicada será la de recabar el aval parlamentario de los pequeños partidos nacionalistas catalanes y vascos que buscarán rentabilizar su apoyo al líder socialista.

Existe un precedente de cooperación: los nacionalistas periféricos ya apoyaron a Sánchez en la moción de censura que provocó la caída en 2018 del entonces presidente Mariano Rajoy, asediado por los numerosos casos de corrupción que afectaban al gobernante PP. Sánchez podría recurrir también al apoyo del centroderechista Cs, una alternativa poco probable por el rechazo que ambos electorados se profesan.

En cualquier caso, las negociaciones para formar gobierno en España serán prolongadas y difíciles.

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.