LIMPIA EN GALLOS

Compartir nota

Quienes deben seguir y quienes deben dejar al equipo

Por José Luis Jiménez

Noticias

Gallos Blancos inició la etapa de mayor incertidumbre, sobre todo para jugadores, después de una temporada de 14 puntos y fuera de la liguilla final.

Nuestro contacto en la CDMX, que es donde se estarán tomando las decisiones más importantes en la organización, nos informan que incluso se están previendo modificaciones en el ámbito de puestos directivos.

Pero la verdad, en este departamento sería un error cambiar de actores por varios puntos escenciales que aquí les señalamos.

Jaime Ordiales y Javier Mier, son los que menos culpa tienen de la situación, porque reforzaron al equipo conforme a la condiciones económicas en el Grupo Imagen.

Incluso podemos decir que la estancia de Ordiales y Mier son fundamentales para que el problema no sea aún más grave porqué en otros equipos no hay resultados, y aparte las finanzas están en números rojos porque hay directores deportivos y hasta presidentes que se enriquecen y trabajan con promotores o representantes que les venden jugadores a precio de oro, cuando no los vales.

Ordiales y Mier, no tienen intereses con nadie. Escuchan y visorean jugadores sin compromiso con nadie, como sucedía antes con Villanueva y el grupo de Greg Taylor.

A los dirigentes ya no les compete, el hecho que los jugadores tengan bajas de juego o que se lesionen o que no sean del estilo de los nuevos técnicos.

Sin embargo existen jugadores que a lo largo del torneo evidenciaron que su ciclo en Gallos terminó. Citemos el ejemplo de Miguel Samudio que se la pasó mucho tiempo lesionado y cuando jugó tuvo equivocaciones infantiles.

Keko Villalva es otro jugador que nunca logró encontrarse en los esquemas de Rafael Puente del Río y menos en el Víctor Manuel Vucetich, siempre le echó ganas, pero sin trascendencia, sin profundidad como lo hacía en Veracruz.

Matías Britos tampoco pudo figurar como él hubiera querido. Los técnicos nunca le encontraron su posición ideal, además de que también estuvo lesionado.

El portero Nicolás Navarro también evidencio errores que costaron. Nunca estuvo, ni cerca, a la calidad de Tiago Volpi.   

Comentarios

comments

Compartir nota