Amandititita no le da la gana tener hijos

Compartir nota

Notimex

En vísperas de la celebración del Día de las Madres en México, la cantautora Amandititita defendió el derecho de las mujeres a decidir no tener hijos si no es su objetivo de vida.

A sus 39 años, la llamada “Reina de la anarcumbia” comentó que entre sus planes no está convertirse en madre porque nunca ha sentido ese deseo.

“Si veo un bebé y es de mis amigos digo: ‘Ay, está padre’, pero no siento ganas de tener uno. Me educaron para respetar mis sentimientos y mis pensamientos, por eso creo que si las mujeres dejaran de hacer las cosas por lo que sienten los demás, muchas no tendrían hijos”, externó.

A decir de Amanda Lalena Escalante Pimentel, nombre real de la cantante, su madre no estaba preparada para la maternidad, por lo que ella no tuvo una infancia “normal”.

“Tener hijos implica que te vas a fletar la infancia con ellos. Claro que puedes trabajar pero tiene que haber una devoción para con tus hijos. Yo digo que los debes querer con todo tu corazón y, además, estaría bien que aparte tengas dinero para mantenerlos”.

De igual forma se debe elegir al hombre correcto para que sea el padre de ese hijo y tu compañero de vida.

Hace poco Amandititita revisó historias de asesinos seriales y personas violentas y concluyó que todos provenían de infancias rotas, familias disfuncionales o madres y padres golpeadores, por lo que no eran hijos deseados.

“Para cambiar a la sociedad lo raro no debe ser que alguien diga: ‘no quiero tener hijos’, sino al contrario. A mí me han juzgado mucho, dicen que soy egoísta, que nunca voy a ser feliz, pero ¿Qué chingados saben?’.

“Yo no veo a mucha gente feliz, están todos despeinados y no pueden siquiera tener una conversación. Mis amigas con hijos se enojan porque me despierto bien tarde”.

Admitió, no obstante, que le gusta ver a los padres criando, sobre todo a una generación de niños con educación y valores, pues ellos serán “los seres humanos chingones que nos van a salvar”.

Pero su negativa a la maternidad no ha sido el único tema por el que se ha juzgado a la compositora, pues también la han discriminado por su aspecto físico.

“He sufrido más discriminación y clasismo en la Ciudad de México que en Los Ángeles (donde actualmente radica). Si quiero meterme a un antro de Polanco no me dejan y si acaso alguien me reconoce, chance y dice: ‘es la que canta las cumbias, déjenla pasar’”.

De los “gringos”, dice, no ha recibido malos tratos porque prácticamente no sale de su casa más que para ir al supermercado.

“Veo a actrices y artistas a los que les ha tocado mucho esa situación, pero igual están tratando de pertenecer a Hollywood y yo del super no paso”.

La esposa del músico Ulises Lozano, de la banda Kinky, anhela que la gente se interese en conocerla más, en saber su historia de vida para que entienda que no es una mujer siguiendo estereotipos.

“Los medios a nivel mundial nos han dicho que una mujer bella debe ser esbelta aunque no puedas, que debe ser sumisa, que no puede estar en escenarios grandes y tiene que acostarse con alguien para conseguir mil cosas”.

Pero esto último no es su caso, por lo que recomendó a las chicas parecidas físicamente a ella que no acepten un trato agresivo de nadie y bajo ninguna circunstancia.

“Muchas chavas sufren violencia al tener que estar con una persona que no quieren solo porque su familia se los impone. Yo siempre les digo que hagan lo que quieran, aquello que les haga feliz”.

Durante la presentación de su cuarto disco de estudio “Pinche amor”, la intérprete de éxitos como “Metrosexual” y “La muy muy” también habló de la inseguridad en las carreteras de México a propósito del robo de instrumentos que hace unos días sufrieron los integrantes del grupo Café Tacvba.

“Casi todas las carreteras llevan años secuestradas por la delincuencia y es terrorífico. No puedo creer que un país con tantos recursos no pueda remediar la inseguridad ni en las carreteras ni en ningún lado, es impresionante”.

Lamentó que los ladrones, incluso, hayan lastimado a las personas que trabajaban con “los tacvbos”.

“Es vergonzoso para el Estado; se tiene que hacer algo. Lo de Café Tacvba sonó porque son ellos pero en las noches pasan cosas horribles.

“Por ejemplo cuando la gente debe tomar transportes para ver a su familia, pues son víctimas de secuestro y violaciones. Además desaparecen muchos autos, es una situación horrible de la que no se habla”.

En los estados de más inseguridad en México como Michoacán, Ciudad Juárez y Tamaulipas la gente necesita escuchar música y bailar, pues no tiene la culpa de lo que ocurre.

“Nosotros queremos ir allá pero de pronto hay una especie de toque de queda de no ir a ciertos lugares. La realidad es que nos están arrebatando la cultura, eso no es el cambio que todos estábamos esperando”.

Desde su perspectiva, la solución a los altos niveles de violencia e inseguridad en México está en la educación, la lectura y los talleres.

Tras seis años de ausencia discográfica, Amandititita explicó que “Pinche amor” se refiere al amor no correspondido, porque a los chicos en ocasiones no les alcanza para llevar a su novia al cine y muchos menos para comprarles joyas.

“Es pinche amor cuando se malinterpreta y se vuelve obsesión. Pasa el tiempo, uno sigue esperando y no te das cuenta que se te está yendo la vida”.

En el álbum incluye el tema “Te odio y te quiero”, original de Julio Jaramillo, que interpreta con Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba.

“Es una canción que puede estar relacionada con el país porque odiamos a los políticos corruptos y a la corrupción en general, pero amamos la cultura y la lucha de los mexicanos, amamos su trabajo”.

La cantante originaria de Tampico presentó su disco a bordo de un party bus en el que recorrió calles aledañas al Monumento a la Revolución y Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México. También cantó tres temas para deleite de sus seguidores.

 

 

Comentarios

comments

Compartir nota