Presentación de “La ciudad oculta” llena de elogios

Compartir nota

Notimex

Luego de una larga espera, casi 300 personas escucharon a Andrés Núñez, Jefe de Seguridad del restaurante donde se presentó “La ciudad oculta” volumen 1 y 2, de Héctor de Mauleón: “En caso que tengamos que desalojar este espacio, sigan las instrucciones mías y de mis compañeros”; comenzaron las incomodidades.

Los asistentes evocaron, y así lo comentaron, el reciente hecho trágico donde el autor se vio involucrado. Ese fue el inicio de una velada literaria que se convirtió muy pronto en un capítulo más del “Club de los elogios mutuos” en que con alarmante frecuencia se tornan las presentaciones de libros. Cada autor “es el mejor” y cada presentador “único”.

Rafael Pérez Gay y Héctor de Mauleón fueron recibidos, sin embargo, con aplausos. Ahí comenzó el derramamiento de miel, excesivo y gratuito, sobre el escritor de los libros que en oferta, llevaron en su compra, sólo por esta noche, la firma de Héctor de Mauleón con dedicatoria y si acaso, el nombre de quien compró los ejemplares que datan de 2018.

Pérez Gay: “La verdad es que son libros refulgentes. Han sido un éxito cultural en la Ciudad de México. Son libros fantásticos. Son resultados de un muy largo proceso de conocimiento de las calles de esta ciudad. He visto los casos de Carlos Monsiváis y de José Emilio Pacheco, y ahora ocurre lo mismo con la prosa de Héctor de Mauleón”.

Bostezos de decepción entre el público. Aun así, tuvo que escuchar al presentador decir que “es una prosa nítida, seria y absolutamente bien hecha porque este autor investiga todo lo que escribe”.

Cuando parecía que la miel se había agotado, vino una comparación más que dejó atónitos, pasmados y boquiabiertos a los asistentes:

“Héctor de Mauleón ya pertenece a una estirpe mexicana a la que pertenecen Artemio de Valle Arizpe (escritor, abogado diplomático y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua); Luis González Obregón (historiador, bibliófilo, escritor y una de las máximas autoridades que ha dado México en el terreno de la Historia) y, José María Marroqui (historiador, médico, y también académico de la lengua).

El jefe de seguridad no sabía cuántas sillas fueron dispuestas para los asistentes, eran pocas, y por lo mismo, muchas personas permanecieron de pie, aguantando estoicamente las palabras de Pérez Gay, mismas que no compartieron, como fue el caso de Ulises Guadarrama, estudiante universitario, quien ante esas comparaciones sin lógica abandonó el lugar.

“Estos libros son fantásticos porque claves, enigmas y misterios son revelados y develados por Héctor a lo largo del tiempo en estos dos volúmenes que para fortuna de todos nosotros se han convertido en un gran éxito editorial.

“Estamos en un momento y en un caso en el que el éxito coincide con la gran calidad prosística”, dijo.

Mucha gente dijo “¡Basta!” antes de marcharse, quien ya no alcanzó a escuchar a Pérez gay decir que “los astros se alinearon para Héctor de Mauleón”.

 

Comentarios

comments

Compartir nota