Olivia Wilde: “La ruptura de una amistad puede ser algo traumático”

Compartir nota

EFE

Debutante tras las cámaras con una brillante y feminista comedia, “Booksmart”, que promete ser una de las revelaciones de la temporada, la actriz y ahora directora Olivia Wilde dijo a Efe que el fin de una amistad puede ser algo tan duro y difícil, o incluso más, que el de una relación sentimental.    “No hay suficientes películas y canciones sobre el amor entre amigos y, por supuesto, el final de una amistad. ¿Sabes? La ruptura de una amistad puede ser algo traumático de modos que son a veces más profundos que los de una ruptura romántica”, argumentó.    “Porque la sociedad nos da el contexto para el fin de una relación romántica. De alguna manera, nos preparamos para tener diferentes relaciones y sabemos que nos curaremos. Pero las amistades son tan profundas… Eres muy vulnerable respecto a ese mejor amigo, especialmente en el instituto”, añadió.         Wilde (Nueva York, 1984), conocida como actriz sobre todo por la serie “House”, estrena este viernes “Booksmart”, una película sobre la adolescencia femenina que llega impulsada por su aplaudida presentación en el Festival South by Southwest (SXSW) y la entusiasta respuesta de los críticos (acumula un cien por cien de opiniones positivas en el agregador de reseñas Rotten Tomatoes).         A tan solo un día de terminar el instituto, Molly (Beanie Feldstein) y Amy (Kaitlyn Dever), amigas inseparables y estudiantes perfectas, se dan cuenta de que han pasado demasiado tiempo frente a los libros y sin disfrutar de la juventud, por lo que deciden tener una noche loca como despedida antes de ir a la universidad.    Con una extraordinaria química entre las dos protagonistas y un reparto coral con algunas papeles secundarios que son verdaderas joyas (en especial, el de Billie Lourd), “Booksmart” aborda, según Wilde, los vínculos tan especiales y cercanos que se forjan durante la adolescencia.”Es una época en la que esta persona (tu mejor amigo) te conoce mejor que tu familia. Y es la primera vez que eso pasa. Puedes sentirte muy cómodo con él. Pero, ¿qué sucede cuando sientes que evolucionas y te apartas? Es un momento duro”, explicó.    Sin renunciar a hilarantes situaciones y chistes desde lo inocente hasta lo gamberro, “Booksmart” sabe pasar con habilidad de lo divertido a lo emocional para examinar cuestiones cruciales en la pubertad como la sexualidad o la presión social.        En este sentido, Wilde recalcó que ella misma le debe mucho al cine como antídoto para superar las dudas de ser una adolescente.        “Fue una época de mi vida en la que necesitaba películas. Mis amistades y las películas me ayudaron a sobrevivir. Me evadía con las películas, me inspiraba con las películas”, indicó.    “Pienso en todas las películas de John Hughes, pero ‘The Breakfast Club’ (1985) fue transformadora para mí. ‘Dazed and Confused’ (1993), ‘Fast Times at Ridgemont High’ (1982), Clueless (1995)… De épocas diferentes, estas cintas me hicieron sentir menos sola, emocionada por ser joven, y me hicieron entender a la gente de manera diferente”, expuso. Y con una directora al mando, dos chicas como protagonistas y cuatro mujeres firmando el guion, “Booksmart”, heredera también de comedias generacionales como “Mean Girls” (2004) o “Superbad” (2007), es una muestra, según Wilde, de que el público está pidiendo cada vez más historias “con una perspectiva femenina”.        “Si hubiera intentado hacerla hace diez años, no habría sido posible. Hay un progreso lento, pero estamos en un momento en donde se da más oportunidades a las mujeres (…) y quiero ayudar como pueda”, afirmó.      “Así que pensé: ‘Déjenme contratar a cuantas más mujeres, que sean adecuadas para el trabajo, como sea posible’. Porque quiero ser parte de este movimiento, quiero promover este movimiento”, añadió.      Por último, Wilde reflexionó sobre cómo una comedia como “Booksmart”, centrada en la juventud femenina con sus alegrías y desilusiones, puede ayudar a la causa feminista.           “Uno de los elementos más importantes del feminismo es la idea de que tenemos que unir nuestros brazos. ‘Estamos unidas, no jerarquizadas’, dijo Gloria Steinem. Tenemos que apoyarnos las unas a las otras de todas las maneras posibles y la película va sobre eso: la conexión entre mujeres”, dijo.           “Pero en relación con la igualdad para todos los géneros, esta película es un ejemplo de que todos podemos conectar con la historia auténtica de la amistad, sin importar de qué género somos. Así que ‘Booksmart’ muestra que hacer películas sobre algo auténtico y real llega a todos los públicos: solo tienes que ser honesto en tu narración y la gente responderá”, concluyó.

 

Comentarios

comments

Compartir nota