Banner
 

Venganza aérea

Compartir nota

Por Mago

Encerrada en la oscuridad no se rindió. Encerrada en la oscuridad venganza juró. Sin entender, sin comprender, cómo atrapada acabó. Aquel hombre, ella siguió. Aquel hombre que la esclavizó en una caja de cartón, para poder impresionar a su mujer vestida de blanco, con un espectáculo volador. Tiempo atrapada con más de sus hermanas blancas pasó.

Campanas, música, hombres elegantes, mujeres presuntuosas, humanos pequeños que corrieron atrás de ellas cazándolas como si fuera un juego, al menos así ella lo entendió.

Aquel hombre, ella de cerca decidió vigilar. Sus conversaciones escuchar, su rutina memorizar. Se acercaba un año del encarcelamiento del que ella escapó con sus hermanas, él también lo recordaba. Vigilándolo ella escuchó, que volvería al lugar en el que él la atrapó. A la banca del parque en la que comida le ofreció, y luego a ella la traicionó.

Él llevaría a la mujer para darle una sorpresa que al escucharlo ella no logró comprender, pero a ella no le importó.

En la venganza pensó y en esa banca su puntería practicó y practicó, hasta que el día del encuentro llegó. A lo lejos vio al hombre con su mujer y sobre el cielo ella voló. En el punto exacto en el que apuntó, su disparo lanzó, y en la mujer acertó. Felizmente alejándose hacía el horizonte, aquella paloma voló.

Comentarios

comments

Compartir nota