logo_2
Connect with us

Espectáculos

Sindicato pone en jaque a la Secretaría de Cultura

Publicado

en

 

La Secretaría de Cultura federal enfrenta un conflicto con sus trabajadores como nunca lo había vivido en su historia. Varias agrupaciones sindicales han protestado y exigido incrementos salariales que la dependencia no está en capacidad de otorgar sin la autorización de la Secretaría de Hacienda; hay acusaciones de despidos injustificados y falta de pagos. La única respuesta de Cultura ha sido el diálogo con los trabajadores, pero no ha funcionado, pues varias de sus dependencias están bloqueadas y hoy podría sumarse a los cierres el Centro Nacional de las Artes.

Este jueves por la tarde, la Secretaría de Cultura echó toda la carne al asador, pero pudo resolver muy poco. Desde el lunes convocó a 12 de los sindicatos del sector Cultura a una reunión donde estuvieron representantes de las secretarías de Gobernación y Hacienda, pero a la que no acudieron todos los sindicatos convocados. Faltó, principalmente, el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC), responsable de mantener bloqueadas varias dependencias culturales.

Ese sindicato, que agrupa a más de 4 mil trabajadores, mantiene paralizadas las oficinas de la Secretaría de Cultura en Reforma 175 desde el pasado lunes; el martes cerró el acceso a la Biblioteca de México “José Vasconcelos”, la bodega y las oficinas de la Dirección General de Bibliotecas; y desde el miércoles los trabajadores cancelaron la entrada a la Biblioteca Vasconcelos de Buenavista; también por un día cerraron el Museo Nacional de Culturas Populares y las unidades regionales de Culturas Populares en Mérida, Michoacán y Papantla, Veracruz, que este viernes podrían volver al paro.

Los líderes del sindicato que tiene en jaque a la Secretaría de Cultura decidieron no acudir a la reunión que acabó celebrándose en la Secretaría de Gobernación, “nosotros no estamos dispuestos a sentarnos en una mesa donde el piso no está parejo, donde hay acuerdos que ya tienen con otras representaciones sindicales y donde nos parece que la idea de ellos es inmovilizarnos y forzarnos de una u otra manera a aceptar un incremento que no va de acuerdo a lo que solicitamos; lo que solicitamos se apega a lo anunciado por el presidente López Obrador, no estamos pidiendo nada más de lo que él prometió para los trabajadores al servicio del Estado”, dijo Ángeles Medina, colegiada general del SNDTSC.

La inasistencia de este sindicato a la mesa de diálogo es un revés para la Secretaría de Cultura y marca la continuidad del enfrentamiento.

“Se empezarán movilizaciones en el Centro Nacional de las Artes (Cenart) durante la mañana y habría movilización durante el fin de semana también”, dice Ángeles Medina.

La lideresa agrega: “Estamos citando a una conferencia de prensa a las 10 de la mañana y lamentamos, sabemos perfectamente que la ciudadanía no es responsable de la omisión de las autoridades, pero en este país la única vía que nos han dejado es el cierre de avenidas, por lo que nosotros estaremos cerrando Reforma e Insurgentes y mantendremos el bloqueo en los otros centros de trabajo; no vemos solución” y señala que en las siguientes acciones se sumarán sus compañeros del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, pues hasta ahora sólo han participado los del Sector Central.

Sin diálogo. El pasado martes, Hugo Fernando Huesca Granciano, director General de Administración de la Secretaría de Cultura, fijó el posicionamiento de la institución y reiteró la apertura al diálogo; incluso dijo que hasta la semana pasada se llevaron a cabo las mesas de trabajo para las negociaciones del incremento salarial. Lo que no dijo es que las negociaciones sobre todo las había sostenido con el Sindicato Nacional de Cultura (SINAC), que agrupa a unos 850 trabajadores de base y operativos y que también reclaman el incremento salarial de acuerdo a lo prometido por el presidente López Obrador.

El SINAC sí acudió a la reunión de este jueves. Valia Cisneros, representante de este sindicato en Radio Educación, dijo a EL UNIVERSAL que ellos están en la negociación desde el 17 de abril, cuando entregaron el Pliego Nacional de Demandas, que en lo central solicita el aumento salarial que prometió el López Obrador; sin embargo las mesas de diálogo se interrumpieron el pasado lunes con el bloqueo de parte del Sindicato Nacional Democrático en Reforma 175.

“Nosotros no estamos vendiendo un movimiento como ha dicho el Democrático, queremos platear nuestra postura, la necesidad de un aumento salarial para los trabajadores de la secretaría; no queremos sabotear ni vender ningún movimiento porque las demandas las compartimos, en lo que no estamos de acuerdo es con las formas ni con la confrontación”.

Sin embargo, lo que abundan son agrupaciones sindicales. Hugo Huesca invitó a 12 agrupaciones y sin embargo, Rocío Álvarez, consejera general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, no recibió la invitación, aunque asegura que ellos tienen más de dos semanas solicitando un encuentro con Hugo Fernando Huesca para entregarle su pliego de demandas, pero el funcionario no los ha recibido ni tomado las llamadas.

“Nosotros seguimos insistiendo en el respeto a nuestras prestaciones, pero no las hemos tenido; y sabemos que los demás sindicatos ya están avanzados, los del INBA e INAH, que están desconcentrados”, señala Álvarez, quien dice que agrupan a unos 800 trabajadores y que su principal demanda es la basificación y homologación de salarios.

Los bloqueos. Los trabajadores de la Biblioteca de México mantienen tomadas las instalaciones desde el pasado martes, insisten en que no se levantarán hasta que les den solución a sus demandas de mejoramiento salarial; además piden la salida de Marx Arriaga, director general de Bibliotecas porque “no tiene conocimiento del manejo de bibliotecas” y es “prepotente e ignorante de las cuestiones administrativas”.

Fernando Rodríguez, líder del sector de bibliotecas del Sindicato Democrático, aseguró que no porque Arriaga sea un “recomendado” de Beatriz Gutiérrez Müller se dejará pasar su desconocimiento. Exige dignificación laboral y denuncia prepotencia de las autoridades y acoso laboral contra los compañeros no sindicalizados. Algunos empleados dijeron haber recibido amenazas a sus correos y mensajes a sus teléfonos; dicen que “los sacarán a la luz cuando sea necesario recurrir a pruebas”.

La Biblioteca Vasconcelos se mantuvo cerrada y luce mantas con consignas como “Beatriz (Gutiérrez Müller), tu recomendado Marx (Arriaga, titular de la Dirección General de Bibliotecas) no tiene conocimientos del puesto” y “No a los despidos injustificados de los trabajadores”.

Fabiola Rodríguez, integrante del SNDTSC, indica que exigen varias cosas, la más importante es el aumento salarial y dice que la biblioteca continuará cerrada hasta que sus demandas tengan solución. “Con la nueva administración se han violentado nuestros derechos, recibimos acoso laboral —ejercido por Francisco Salvador—, nos quieren quitar unas prestaciones. El director Abraham Nuncio Limón —que llegó en lugar de Daniel Goldin— es nuevo y desafortunadamente no sabe nada, es recomendado. Nuncio no viene a trabajar”, asegura Fabiola Rodríguez.

El Museo Nacional de Culturas Populares reabrió este jueves sus puertas, sin embargo, si las negociaciones no avanzan volverán a cerrarlo de manera indefinida. Además se sumarán al paro de labores algunas de las Unidades Regionales de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, y oficinas estatales en el resto del país.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se observó que el recinto y el Centro de Información y Documentación “Alberto Beltrán” en donde laboran unas 100 personas en dos horarios, operó normalmente, pero había pocos visitantes. Además, personal no sindicalizado aseguró que el Museo no atraviesa por ningún tipo de problema y que el cierre que se registró el miércoles obedeció a “asuntos sindicales relacionados con sus demandas de aumento salarial”.

Hasta la noche de este jueves, la reunión en Gobernación continuaba. El equipo de Hugo Huesca adelantó a EL UNIVERSAL que la Secretaría de Cultura cumplirá con los trabajadores de Cultura el mandato que prometió el presidente López Obrador.

En un comunicado, la Secretaría de Cultura se compromete a asumir el mandato presidencial y llaman al SNDTSC al diálogo y a detener el paro.

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.