Banner promueve tus ideas
Connect with us

Espectáculos

Cri-Cri sufrió de discriminación empresarial

Publicado

en

EL UNIVERSAL

Tiburcio Gabilondo, hijo del compositor Francisco Gabilondo Soler, recuerda cómo en una ocasión ni el grillito cantor, Cri-Cri, fue del interés de los empresarios.
Estaban en un evento dedicado al licenciamiento para encontrar quién estuviera interesado en utilizar los derechos de uso de la marca de Cri-Cri… y no los quisieron.
“Se acercó un empresario ya mayor y preguntó ‘¿y esto qué es?’, ah pues música para niños, ‘¿y está en televisión?'”, relata Gabilondo quien al contestar que “no” sólo vio cómo acto seguido el empresario daba media vuelta y se iba.
“Oiga pero tenemos más de 75 años de trayectoria, todo el mundo lo conoce”, pensó en contestarle Gabilondo. Ahora que recuerda la escena explica que se trató de un problema de percepción que todavía existe.
“Parecería que si no estás en la tele, proyectado de una manera masiva, no te conocen, no, al contrario, Cri-Cri ya lo tienes debajo de la piel, ya permeó a un grado increíble, Sólo tienes que recordarle a la gente que va a haber un concierto de Cri-Cri y abarrota los teatros”, dice.
Por eso entiende que haya proyectos enfocados al público infantil que no encuentran un espacio donde presentarse.
“Cri-Cri mismo que es un clásico que es una fórmula bastante probada a veces batalla un poco para que le abran las puertas, imagínate cuando no traen tanto cartel o currícula”, dice.
Este tipo de experiencias le sirvieron para buscar otras opciones como abrir las redes sociales del personaje que creó su papá.
“Nos tardamos un poco, hay que reconocerlo”, comenta.
“Los espacios digitales actualmente están abriendo una oportunidad muy buena porque no siempre vas a depender del empresario sino que tú puedes ir generando tus propios espacios y eso lo hemos hecho con el propio Cri-Cri”.
Este diciembre “El grillito cantor” cumple 85 años, ya tiene su propio canal de YouTube donde empieza a sumar seguidores -tiene 12 mil hasta ahora- y “revivirá” el próximo 28 de julio en el Centro Cultural Roberto Cantoral de mano del show de Mario Iván Martínez “Que dejen toditos los sueños abiertos…”.

 

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.