logo_2
logo_1
Connect with us

Querétaro

Histórica peregrinación sacerdotal a Soriano

Publicado

en

Encabeza Obispo Faustino romería de cerca de 80 pastores en honor a Nuestra Señora de los Dolores

Por Enrique Zamudio

Noticias

En un hecho inédito en la historia de la Iglesia Queretana, cerca de 80 miembros del presbiterio de la Diócesis de Querétaro participan en la primera peregrinación sacerdotal a la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, para agradecer a la Patrona Diocesana su presencia en Querétaro y poner en sus manos su ministerio sacerdotal.

En punto de las cinco de la mañana, el presbiterio queretano se reunió en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe “La Congregación”, recinto en el cual recibieron la bendición por parte del Pastor Diocesano, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, para emprender esta peregrinación enmarcada en el Año Jubilar Mariano que este año se celebra en la Diócesis de Querétaro.

La romería fue encabezada por el Obispo de Querétaro, Mons. Faustino Armendáriz, y el Vicario General, Mons. Martín Lara Becerril. Como Jefe de Columna fue designado el Pbro. Bernardo Reséndiz Vizcaya, mientras que el Estandarte fue portado por el Pbro. José Luis Salinas.

Momentos antes de las seis de la mañana, la romería, integrada por decenas de sacerdotes, se enfiló hacia Av. Pasteur Sur, rumbo a Av. Universidad y luego el contingente continuó hacia Calesa y Hércules.

Durante el trayecto, los sacerdotes peregrinos rezaron el Santo Rosario y cantaron alabanzas a Dios y la Virgen María. La romería cruzó por Hércules, La Cañada, Saldarriaga y La Griega, localidades donde fueron recibidos por feligreses quienes saludaban a los peregrinos y ofrecían comida y bebida.

Minutos después de las cuatro de la tarde, el contingente arribó a la localidad de El Lobo, municipio de El Marqués, y fueron recibidos por la comunidad parroquial, quien dispuso todo para la Celebración Eucarística y un posterior convivio con el presbiterio diocesano.

Durante la Santa Misa, el Obispo de Querétaro, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, manifestó que el presbiterio queretano decidió realizar “este Camino Santo hacia la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano para venerar, ante sus pies, su presencia entre nosotros y agradecerle ante todo, nuestro sacerdocio, este gran don que inmerecidamente todos recibimos en algún momento de nuestra vida pero al mismo tiempo pedirle que nos siga ayudando a realizar esta tarea evangelizadora de la mejor manera: buscando hacer la voluntad de Dios”.

Don Faustino expresó que la presencia de María en la geografía litúrgica y también en la geografía de nuestra Diócesis de Querétaro es permanente y por ello encontramos la veneración, la fe y la presencia de María plasmada en diversas advocaciones e imágenes, a lo largo y a lo ancho de nuestra Diócesis de Querétaro

El prelado llamó a la feligresía a que, con su oración, ayuden a los sacerdotes a seguir caminando por las sendas del ministerio sacerdotal.

Inspirado en el Evangelio, Don Faustino profundizó sobre valorar la necesidad del alimento y el alimento que recibimos de la Palabra de Dios.

En este sentido, el prelado explicó que los sacerdotes celebran la Eucaristía todos los días y no sólo para el pueblo, sino también para ellos mismos, pues necesitan del alimento cotidiano y de esa fortaleza espiritual que alienta a seguir luchando para vivir en la fidelidad a Dios.

“La Eucaristía es, sin duda, es el referente de toda nuestra vida ministerial, sacerdotal, no como un quehacer sino como una celebración que nos involucra a todos, una celebración festiva porque nos alegramos y valoramos esa presencia viva y real de Jesucristo en medio de nosotros”.

Mons. Faustino Armendáriz confió en que, durante el camino hacia la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, los sacerdotes podrán dar “pasos evangelizadores”, por ello los invitó a orar unos por otros.

En entrevista, el Obispo de Querétaro, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, sostuvo que esta peregrinación sacerdotal es una muestra y signo del amor que el sacerdote tiene a la Virgen María y, al mismo tiempo, el perfil peregrino que caracteriza a la Diócesis de Querétaro.

“Es una muestra y un signo de lo que el sacerdote ama a la Virgen y de lo que es la Diócesis de Querétaro, una diócesis peregrina que está, de manera permanente, peregrinando a los Santuarios de la Santísima Virgen María”.

Destacó que los sacerdotes queretanos van caminando con mucha humildad y deseos de recorrer este camino, en un ambiente de fraternidad y solidaridad.

“Para un obispo es algo muy grato, porque es un signo de lo que tenemos que vivir todos los días en nuestra Iglesia Diocesana: la unidad con el Obispo, la unidad con el pueblo y con Dios”.

Don Faustino Armendáriz dijo que en esta peregrinación se advierte mucho ánimo por parte de los sacerdotes, hecho que –sostuvo- “genera más impulso a las peregrinaciones al Tepeyac y todas las que tenemos, porque ven a su pastor enamorado de la Virgen y que también hace un sacrificio, porque peregrinar es un sacrificio”.

El Pastor Diocesano afirmó que con esta experiencia el sacerdote se retroalimenta, pues aprende del fervor y amor que los fieles tienen a la Madre de Dios.

“Nosotros aprendemos de los fieles, de su capacidad de sacrificio que tienen para recorrer largas distancias y también de ese amor que le tienen a la Virgen María y que nosotros debemos de ser testigos y ejemplo de ello”.

Finalmente, el Obispo Faustino Armendáriz celebró que este mediodía concelebrará con el presbiterio queretano en la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, ceremonia en la que consagrarán a Dios, a través de la Virgen María, su ministerio sacerdotal, así como a  sus comunidades parroquiales.

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Advertisement
Advertisement