Banner promueve tus ideas
Connect with us

San Juan

Alarmante problema de sobrepeso y obesidad en infantes en edad preescolar.

Publicado

en

Por: Marisol Barbosa Rodríguez

Noticias

 

 

De acuerdo con Jessica Rodríguez Gómez, especialista en nutrición, las cifras de desnutrición y anemia en los infantes han ido a la baja en los últimos años; sin embargo, el sobrepeso y la obesidad han ido en aumento en niños de cuatro meses a diez años.

Comentó que el problema es provocado por el fácil acceso a productos comestibles ultraprocesados y de bajo valor nutrimental, así como la falta de información veraz y clara en los etiquetados.

“A pesar de que existen lineamientos sobre el expendio de alimentos en las escuelas, los niños están expuestos a una excesiva disponibilidad de alimentos energéticamente densos, los niños en edad preescolar son los que consumen la mayor cantidad de esos alimentos; mientras que el agua, las verduras y las frutas están disponibles en muy pocas cantidades”.

A su vez, Jessica Rodríguez, dijo que a pesar de que el mejor alimento que un bebé puede recibir es la leche materna, en México sólo 30 por ciento de los menores de seis meses se nutren con ella.

La especialista llamó a las autoridades, principalmente a los senadores, para que se establezcan lineamientos donde las bebidas azucaradas establezcan un etiquetado frontal, lo que permitirá acceder al derecho a la información y a la posibilidad de tomar decisiones informadas.

Ya que considero que las niñas, niños y adolescentes padecen mala alimentación, ya sea por desnutrición o por obesidad, lo que puede interferir en su aprendizaje y aumentar la vulnerabilidad a enfermedades.

Destacó que las malas prácticas alimentarias comienzan en el nacimiento, ya que pocos son los menores de seis meses que son alimentados con leche materna.

Por su parte la Facultad de Enfermería de la UAQ, a través de su coordinadora de la clínica ENSAIN, advirtió que la obesidad infantil se vincula a errores en los hábitos de vida que promueven los padres de familia; Según datos de la especialista, se estima que cuatro de cada 10 menores de edad enfrentan este padecimiento.

“Una persona que en etapa infantil desarrolla hábitos alimentarios y una actividad física deficientes, (acciones que producen exceso de peso), le será difícil modificarlos en la vida adulta.  Si se aprende a comer saludable en la niñez, cuando sea grande mantendrá esos hábitos; si se asimila a tener hábitos de vida deficientes, como comer alimentos chatarra sin hacer actividad física, también lo reproducirá en la etapa adulta”.

 

Explicó que algunos de los factores que permitieron el crecimiento de la obesidad en México se encuentra la emulación de malas costumbres de alimentación de otros países pues, a partir de 1990, arribaron empresas transnacionales de comida rápida que elevaron el porcentaje de niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad.

 

“Para hacer un cambio de hábitos, lo primero es hacer conciencia que para disfrutar la vida en todos los sentidos necesitamos un cuerpo saludable. Posteriormente inicia el proceso para alimentarse diferente, todo el mundo sabe el daño que generan los refrescos o alimentos procesados, pero el consumo se mantiene porque no hay una conciencia plena”. 

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.