Connect with us
Apoyo a créditos

Covid-19

El 1 de junio, el peor momento para terminar la cuarentena: Raúl Rojas

Publicado

en

Usa cubrebocas

Catedrático de Berlín critica los modelos estadísticos aplicados en México

 

Por Enrique Zamudio

Noticias

 

“El primero de junio es el peor momento para terminar la cuarentena”, consideró el Dr.  Raúl Rojas González, especialista en estadística y catedrático de la Universidad Libre de Berlín, quien dictó una conferencia virtual titulada “Los Modelos Matemáticos y el COVID-19”.

Ante más de 300 asistentes a este encuentro virtual, el académico mexicano dijo que el regreso a la “nueva normalidad” se dará en un contexto en el que México aún no llega al máximo de contagios diarios, ni al máximo de muertes diarias, además de que persiste un subregistro de decesos, un número ínfimo de pruebas de COVID-19 y un factor de contagio claramente superior a 1.

Durante su ponencia, Rojas González compartió análisis y comparaciones sobre los modelos estadísticos aplicados en México y Alemania sobre el desarrollo de la pandemia de COVID-19.

El catedrático de Inteligencia Artificial en la Universidad Libre de Berlín explicó que lo difícil al modelar matemáticamente una pandemia son los parámetros a introducir, donde se requieren datos confiables y reales para poder realizar proyecciones con un óptimo margen de error.

El también Maestro en Física y Matemáticas criticó el hecho de que, en el caso de México, se presenten modelos y proyecciones estadísticas sin estipular el margen de error, situación que, desde el punto de vista estadístico, no es correcto, ya que no se puede determinar un margen de certidumbre.

“No se pueden presentar así los datos, porque no es una cosa seria”, sostuvo el Dr. Raúl Rojas, quien recordó que, hace apenas unas semanas, el Dr. Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, informó que en México habría dos picos: uno el ocho de mayo y el otro proyectado para el 21 del mismo mes, además de que anunciaba el fin de la pandemia en el Valle de México para el 25 de mayo, mientras que a nivel nacional sería para principios de julio. Escenarios que no se han presentado.

Rojas González señaló que al hablar de curvas pandémicas no hay picos, sino mesetas; sin embargo, insistió en la importancia de contar con datos de calidad que permitan determinar de manera más certera la simulación.

De otro modo, dijo, se estaría creando “un gigante con pies de barro”.

Al hablar sobre el caso de Alemania, el catedrático dijo que, a pesar de que en este país europeo se reaccionó rápido, el bajar la curva de contagio menos de mil casos por día, fue algo que costó mucho trabajo y mucho tiempo, aun cuando la sociedad alemana es una población sumamente disciplinada.

Raúl Rojas consideró que la tasa de mortalidad en México, la cual ronda el 11%, es demasiado alto en comparación a la tasa de países como China e Italia, cuyas tasas rondan el 0.66% y 1.91%, respectivamente.

“Si México tiene una tasa de mortalidad del 11% es que no se están registrando todos los contagios”, indicó el Dr. Raúl Rojas. “Hay un subregistro de casos de contagio y también de decesos”.

Al retomar un reportaje de Nexos, el Dr. Raúl Rojas señaló que, en el caso de la Ciudad de México, hay un “espectacular” subregistro de muertes por COVID-19, ya que mientras los fallecimientos confirmados rondan los 2 mil y los fallecimientos sospechosos poco más de 2 mil, se tiene un balance de que el exceso de muertos pudiera ser de 8 mil, esto tomando como referencia la cantidad de muertes de los últimos años.

“El subreporte en México es del 75%”, dijo Rojas González, quien explicó que, para conocer una cifra real de muertos por COVID-19, en el caso de la Ciudad de México se debería multiplicar por 4 la cifra oficial.

“Es un problema inverso. No podemos ver los datos reales de lo que está sucediendo y, viendo los efectos, tenemos que calcular hacia atrás”.

Otro indicio que indica que en México se hace subregistro es que, mientras que en países como Alemania, Holanda e Italia el pico de casos graves es en el rango de edad en 80-89 años, en México es de 50-59 y 60-69 años, situación que no corresponde al riesgo que tiene la propia enfermedad.

Por otra parte, sostuvo que de ninguna manera se ha aplanado la curva y que, por el contrario, la pendiente de la misma es positiva y, además, aún no se ha visto un punto de inflexión.

“Es preocupante, por un lado por el subregistro y por los datos que se tienen, dan muestras de que esto no se está abatiendo”.

En este sentido, dijo que de acuerdo a sus modelos matemáticos y utilizando los valores que da a conocer la propia Secretaría de Salud, la estimación es que el número de infectados o contagiados, va a estar por arriba de 400 mil casos en julio, cuando en realidad actualmente se estaría cerca de los 600 mil casos y se pronostica que se alcanzarían los 6 millones de infectados.

Además dijo que el número máximo de muertes, proyectadas para el mes de agosto, sería cercana a 82 mil.

 

Decisiones basadas en datos

 

Rojas González puso énfasis en que las decisiones de los gobiernos, así como sus estimaciones matemáticas, deben contar con datos de buena calidad, por ejemplo, con una tasa de mortalidad realista.

“Si tenemos un subregistro del 75%, entonces tenemos una visión sesgada de la realidad. Creemos que tenemos una situación sencilla o manejable de lo que debería de ser”.

Agregó que no sólo basta con tener datos abiertos sino que también se necesitan modelos abiertos, para que se puedan analizar y criticar por los expertos, como en el caso de Alemania, donde las autoridades “escuchan a todo mundo, examinan todos los modelos y, después de ver supuestos, toman una decisión propia basados en los datos que tienen al momento”.

En este sentido, el académico lamentó que, aun cuando los datos son abiertos, el modelo no lo es, aun cuando se ha hecho la solicitud a la Secretaría de Salud.

 

Anunciar el “aplanamiento” es contraproducente

 

Por otra parte, el Dr. Raúl Rojas González afirmó que “nunca, en la vida, se debe anunciar que la curva se va a aplanar o que ya se va aplanar, porque resulta contraproducente”, ya que la población se relaja y esto impacta en el número de contagios.

Por ello sostuvo que “el peor momento para terminar la cuarentena es el 1 de junio”, ya que aún no se ha llegado al pico máximo de contagios por COVID-19

“Se ha comparado al COVID-19 con una guerra, se ha dicho que estamos en una situación de guerra y en ese tenor, no se le puede decir a los soldados que las balas no matan, que no matan a los pobres, no se les puede mentir con respecto a la situación real”.

 

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.