Connect with us

San Juan

La pandemia no lo detuvo

Publicado

en

Usa cubrebocas

Tras quedarse sin empleo encontró una forma de sobrevivir y ayudar a la vez

Por Josefina Herrera

Noticias

 

Andrés Chávez Luján, es un claro ejemplo de que la pandemia por el COVID-19 no lo detuvo para salir adelante, ya que hace aproximadamente tres meses dejó de ser empleado de una empresa que se dedica a la elaboración de chocolates y alimentos para perros, debido a un recorte de personal, por lo que tuvo que emprender, pero sobre todo ayudar a quienes también se han visto afectados por la contingencia.

En una entrevista para Noticias, expresó que es un profesionista que vivía cómodamente, ganando un buen sueldo y que dentro de la empresa para la que trabajó por ocho años él se encargaba del área de reclutamiento y veía toda la parte de Latinoamérica, por lo que reclutaba para Brasil, Estados Unidos y México, pero casualmente estos fueron de los principales países afectados por el Coronavirus, y como consecuencia desapareció su departamento, por lo que fue dado de baja y se quedó sin empleo.

Ante esta situación Andrés manifestó que fue un golpe muy duro para él, además de que tiene una bebé que tenía que alimentar, pero fue su motor principal para levantarse y no detenerse para salir adelante pese a los estragos que estaba dejando la pandemia.

Entre sus posibilidades estaba el lavar coches como lo hacía en secundaria o vender las tortas que creó su papá desde 1999 y que ofrecía en su abarrotera, las cuales ya eran un éxito, sin embargo él pensó en distribuirlas casa por casa o negocio por negocio para sacar mayores recursos.

“Fue así como me enseñó mi papá, un día, el 11 de mayo fue el primer día que salí, hice 40 tortas, salí con mi cajita y empecé a tocar casa por casa, negocio por negocio y les dejaba mi número de celular a los que me compraron porque había mucha gente que no me compraba, entonces sí estuve como una o dos semanas así”, detalló.

Es así como surgieron las ‘Tortas Chalú’ en San Juan del Río, y aunque al principio no fue fácil para él debido a que regresó con la misma cantidad de tortas que se disponía a vender, y aunque física y emocionalmente estaba desgastado prefirió ir y donarlas a personas en situación vulnerable que tirarlas, fue ahí donde comenzó con su labor altruista.

“Se nos ocurrió la idea de decir porque no podemos ofrecerles a los clientes que puedan comprarse dos tortas, y decir sabes que yo quiero una para mí y quiero pagarte otra para que le repartas a la gente que necesite y que ahorita está en situación vulnerable, entonces la gente empezó a reaccionar bastante bien”, refirió.

A partir de esa idea la compartió en su Linkedin que es una red de negocios, y la cual aprovechó que tenía por su antiguo trabajo y en la que llevaba más de 75 mil seguidores, por lo que a raíz de que vieron su historia varias empresas de otros estados se interesaron en aportar donaciones para que repartiera tortas a personas vulnerables, incluso comentó que hubo quien llegó a donar 500 tortas para que se regalaran.

Así es como a través de redes sociales ‘Tortas Chalú’ se ha convertido en una historia de éxito, ya que en tan sólo dos días llegó a rebasar el millón de visualizaciones, se viralizó y cada vez son más las personas que desean donar y aportar un granito de arena en esta situación de crisis por la contingencia.

Ahora Andrés Chávez se siente bendecido, ya que hubo quien lo patrocinó con su página web, desde el diseño y nombre, así como con caretas y cubre bocas e incluso con una bicicleta para repartir las tortas.

Dijo que la mañana la dedica para vender las tortas pero en la tarde noche para repartir las distintas donaciones a personas en situación de calle, a personal médico, asilos, familiares de pacientes, entre otras asociaciones más, por lo que aunque considera una labor pesada al preparar tanta torta, a la vez para él es gratificante.

Él busca ahora ser una motivación para otros desempleados, para que no teman emprender, sobre todo busquen distintas alternativas para salir adelante ante la situación crítica por la que está atravesando el mundo.

“Es bien complejo, es bien complicado, la verdad ahora entiendo porque dicen emprender o como decían, el emprendimiento es para valientes pero no sabía porque hasta que ya me tocó vivirlo, es bien difícil pasar de tener un sueldo x, quincena tras quincena a empezar a emprender, y hay días que te va bien y hay otros que no te va bien”, agregó.

Compartió que actualmente los ingresos que percibe ahora se igualaron a los que tenía en su anterior empleo, además de que ahora es dueño de su tiempo y puede compartir más momentos con su hija, por lo que aconseja que hay que perderle el miedo al emprendimiento y no dejarse vencer.

Entre sus sueños futuros ya no es ser empleado sino que su negocio se convierta en una franquicia y seguir ayudando a quien más lo necesite.

Finalmente invita a la población a que se siga sumando a las donaciones para que haya más personas que no se queden sin comer por las afectaciones del COVID-19.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.