Connect with us

Sucesos

Subió a torre de 30 metros

Publicado

en

Luego de poco más de tres horas bomberos pudieron tranquilizar al adolescente, para bajarlo sano y salvo

 

POR: ALFONSO G. CRUZ

Noticias

Tras destacada labor que llevó poco más de tres horas, ayer por la mañana personal de emergencias logró bajar sano y salvo a un adolescente que llegó hasta la punta de una de las torres metálicas de la Comisión Federal de Electricidad, ubicadas en la avenida de la Luz, colonia Satélite.

Con base en la información recabada en el lugar, se conoció que un joven de 17 años de edad, sin que de momento se conozca cómo, logró trepar por una de las torres metálicas de la CFE ubicadas en el camellón central de la avenida de la Luz,  entre las calles de Vesubio y la Cascada, en Satélite (unos tres metros) para luego lograr alcanzar la escalera y continuar el ascenso. Esto ocurrió minutos antes de las 07 horas según comentaron testigos que se encontraban en la zona.

El adolescente consiguió llegar hasta la punta de la torre y ahí permaneció sentado conforme fueron pasando los minutos; siendo hasta las 07:20 horas cuando, de acuerdo con la información de protección civil, entró el primer reporte a través del 911, activando de inmediato a los cuerpos de emergencias, siendo precisamente analistas de la Coordinación Estatal de Protección Civil los primeros respondientes.

En unos instantes al lugar arribaron también bomberos, analistas de la Coordinación Municipal de Protección Civil, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, incluyendo personal de la Dirección de Atención a Víctimas; personal del CRUM y Cruz Roja, así como personal de la CFE que de inmediato realizó el corte de energía eléctrica.

En esos instantes el adolescente hizo algunos desplazamientos sobre el extremo sur de la torre para, luego, permanecer sentado, observando hacia el horizonte, únicamente.

De inmediato el personal de emergencias trabajando coordinadamente comenzó a elaborar el plan de acción con el objetivo de bajar sano y salvo al joven; a la vez, elementos de la SSPMQ realizaban el corte de la circulación en ambos sentidos de la avenida, entre las calles arriba mencionadas.

Jesús Becerra, analista de la CEPCQ, refirió en su momento que a su llegada, tras confirmar la presencia de una persona en la parte alta de la torre, cuya altura es de 30 metros y que sostiene cables de energía eléctrica con capacidad de 230,000 volts, “se hizo una valoración de la escena y se hizo un plan de acción para lograr bajarlo sano y salvo.

Asimismo, Eduardo Fonseca, analista de la CEPCQ detalló en relación a las labores de rescate que, “primero se estableció una escena segura, se cerró la vialidad (y conforme fue transcurriendo el tiempo se aplicaron otras medidas), esto para poder permitir darle cierta calma psicológica a la persona que se encontraba allá arriba”.

Fueron dos los rescatadores (del H. Cuerpo de Bomberos) quienes, con una línea de seguridad, comenzaron el ascenso por la torre y se fueron acercando conforme el instante lo permitía, llegando uno de ellos a escasos metros de la persona, esto para “poder hacer unos primeros auxilios psicológicos y poder tranquilizar a la persona, establecer un vínculo para poder llevarlo sano y salvo hasta nivel del piso”, agregó Eduardo Fonseca.

Manteniendo comunicación con los psicólogos de la Dirección de Atención a Víctimas, los bomberos rescatadores establecieron dialogo con el joven quien por momentos se observaba atento con ellos y en otros parecía como sí los ignorara, observando hacia el horizonte, esto sin que en algún instante se llegara a percibir una intención de tomar otra determinación extrema como lo fue el haber subido.

Alrededor de las 09 horas, mientras trascendía que problemas familiares habrían llevado a éste adolescente a llevar tal acción, gente allegada a él se presentó en el lugar, estableciendo contacto con las autoridades.

Salvo movimientos por cambio de posición y aunque por momentos se detectaba dialogo con los rescatatistas, el adolescente no mostraba signos de querer descender o realizar alguna otra acción.

Al filo de las 10:05 horas, el adolescente realizó algunos movimientos, afortunadamente aceptó acercarse hacia los bomberos rescatadores, se desplazó hasta que éstos pudieron asegurarlo.

Eduardo Fonseca comentó al respecto, “después de varios intentos se logró establecer un vínculo de manera que accedió a colaborar con los cuerpos de rescate, posteriormente, ya que lo tuvieron completamente asegurado con un arnés para evacuación de víctimas, el Cuerpo de Bomberos lo descendió de manera segura y asistida hasta llegar al suelo. Se pasó con el personal de atención a víctimas para el auxilio con la cuestión psicológica”, relató.

También paramédicos del CRUM valoraron al joven descartando alguna lesión de consideración, destacándose, más allá del o los motivos, así como de su estado, que el objetivo del personal de emergencias (siendo alrededor de 45 personas las que estuvieron participando) resultó exitoso pues se logró el rescate y descendió sano y salvo.

Si bien, en un momento se llegó a rumorar que el joven una vez abajo podría ser detenido y llevado al Juzgado Cívico, como ha ocurrido en otros casos, no hubo autoridad que informara en cuanto a su estado legal o quien comentara sí fue entregado a sus familiares.

Conforme pasaron los minutos, una vez conseguido el rescate, la circulación vehicular en dirección al circuito Cerro del Tambor fue reabierta, mientras que en el sentido opuesto tardó cerca de media hora más hasta que se retiraron las unidades del personal de emergencias

 

 

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.