Connect with us
Ho1a Innovación

Portada

“La comunión, el gran desafío”: Mons. Fidencio López Plaza

Publicado

en

Por Enrique Zamudio 

Fotos Sixto Picones y Enrique Zamudio  

Noticias 

Como hace 31 años cuando Mons. Mario de Gasperín Gasperín entregó la parroquia del Señor de las Bienaventuranzas, en Menchaca, la tarde de ayer el hoy Obispo Emérito y Administrador Diocesano entregó a Mons. Fidencio López Plaza el mando de la Diócesis de Querétaro. 

En una pletórica Santa Iglesia Catedral, con rigurosas medidas sanitarias y un acceso restringido a poco más de un centenar de personas, Mons. Fidencio López Plaza realizó su Profesión de Fe y Juramento de Fidelidad en la víspera de la Toma de Posesión Canónica de la Diócesis, ceremonia que se llevará a cabo esta mañana en el Seminario Conciliar de Querétaro. 

Minutos después de las seis de la tarde los campanarios de las más de cien parroquias de todo el territorio diocesano repicaban al unísono, anunciando la alegría por el arribo del nuevo pastor de la Diócesis de Querétaro, quien arribó en una camioneta conducida por Mons. Martín Lara Becerril, Vicario General de la Diócesis. 

Al descender del vehículo, Mons. Fidencio López Plaza saludó a la distancia a decenas de fieles que acudieron a manifestarle al prelado, a través de gritos de ánimo y algunas pancartas con mensajes de bienvenida, la alegría por su regreso a esta iglesia particular 

A las puertas de la Santa Iglesia Catedral, el Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, y el Administrador Diocesano de Querétaro, Mons. Mario de Gasperín Gasperín, recibieron a Don Fidencio López Plaza, quien besó la cruz que le presentó el Vicario General de la Diócesis, Mons. Javier Martínez Osornio y, acto seguido, compartió a Mons. Coppola aquel recuerdo especial en una fecha como ésta. 

 “Hoy, hace 31 años, él (Mons. Mario de Gasperín) me entregó mi primera parroquia; hoy me entrega la Diócesis”, relató Mons. Fidencio López Plaza, quien se dispuso a rociar agua bendita a los presentes para luego ingresar a la nave de la Santa Iglesia Catedral. 

Mons. Fidencio López Plaza se dirigió a la Capilla del Santísimo, se arrodilló frente a Él y rezó por algunos minutos previo a su ingreso a la Sacristía. 

Durante la Solemne Ceremonia que fue magistralmente armonizada por músicos de la Escuela de Música Sacra y Conservatorio “José Guadalupe Velázquez”, el Obispo Emérito y Administrador Diocesano, Mons. Mario de Gasperín Gasperín, dirigió el saludo a Mons. Fidencio López Plaza. 

“Mons. Fidencio recibió esta fe de sus padres, de su párroco, de su comunidad parroquial. La iluminó en nuestro seminario y como pastor la compartió bajo la tutela de los apóstoles, del apóstol Pedro, en San Pedrito Peñuelas; del Apóstol Santo Tomás, en Tierra Blanca; en San Andrés de los Tuxtlas, San Andrés; el señor Santiago, en esta ciudad Episcopal; y de todo el Colegio de los Apóstoles, presidido por María, la madre de Jesús, en la Parroquia del Misterio de Pentecostés; el Espíritu Santo que se posó sobre los apóstoles en el cenáculo, acompañará siempre a quien ahora es, entre nosotros, su sucesor”. 

Gasperín Gasperín explicó que San José “no es pastor, es obrero, es emigrante, es esposo y padre de familia. Por justo, fiel y prudente fue elegido custodio de la casa y de la familia de Dios”. 

Al dirigirse a la feligresía queretana, Mons. Fidencio López Plaza compartió reflexiones acerca de los desafíos de la iglesia. 

Inspirado en San Juan Pablo II, Mons. Fidencio López Plaza indicó que el gran desafío de la Iglesia en el tercer milenio es ser casa y escuela de comunión. 

“La fragmentación social, el individualismo, la apatía, la inseguridad, la violencia y ahora la crisis sanitaria, económica y cultural, causada por la pandemia COVID-19, han introducido en distintos ambientes, el debilitamiento del tejido social”, expresó López Plaza, quien reconoció a la Santa Iglesia Catedral la casa y escuela de la comunión por excelencia, donde se da la cátedra de la comunión. 

“La comunión es el gran desafío que tenemos ante nosotros en el milenio que comienza. Hermanas y hermanos, esto es lo que tenemos que ser y hacer: casa y escuela de comunión misionera, si es que queremos ser fieles al designo de Dios y responder a las profundas esperanzas del mundo”. 

Por otra parte, Don Fidencio López Plaza retomó las palabras del Papa Francisco quien ha invitado a la Iglesia Particular a entrar en un proceso de discernimiento, de purificación y de reforma. 

Asimismo, al recordar las peticiones del Santo Padre a los obispos, Mons. Fidencio López Plaza dijo que los pastores diocesanos siempre deben de fomentar la comunión misionera en su Iglesia Diocesana, siguiendo el ideal de las primeras comunidades cristianas, donde los creyentes tenían un solo corazón y una sola alma. 

 “A veces estará adelante para indicar el camino y cuidar la esperanza del pueblo; otras veces estará simplemente en medio de todos, con su cercanía sencilla y misericordiosa; y en ocasiones deberá caminar detrás del pueblo para ayudar a los rezagados”. 

Al finalizar su mensaje, Mons. Fidencio López retomó el rezo inicial de la Eucaristía: “ruego a la Santa María Virgen, a los ángeles, a los santos, y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor”. 

Luego de realizar la Profesión de Fe y el Juramento de Fidelidad, Mons. Fidencio López Plaza, acompañado del Nuncio Apostólico, Mons. Franco Coppola, y el Administrador Diocesano, Mons. Mario de Gasperín, firmó las actas para después culminar con la oración final y la bendición solemne. 

Al término de la Ceremonia, los prelados se dirigieron a la cripta de los Obispos para venerar su memoria, sitio en el que Mons. Fidencio López posó sus manos en el nicho de Mons. Salvador Septién, el ilustre clérigo queretano que falleció en olor de santidad. 

 

 

2.- Don Fidencio recordó que hace 31 años Don Mario le entregó s
3.-Mons. Fidencio se arrodilló frente al Santísimo
2._Don Fidencio puede dar mucho a la Iglesia Nuncio Apostólico
4.-El nuevo Obispo de Querétaro dirigió un mensaje a la feligresía
9.- Veneraron la Memoria de los Obispos Difuntos
6.-Mons. Fidencio López Plaza y Mons. Martín Lara Becerril
7.-Don Fidencio arribó ayer a la Santa Iglesia Catedral
8.-López Plaza realizó su Profesión de Fe y Juramento de Fidelidad
2.- Don Fidencio recordó que hace 31 años Don Mario le entregó s 3.-Mons. Fidencio se arrodilló frente al Santísimo 2._Don Fidencio puede dar mucho a la Iglesia Nuncio Apostólico 4.-El nuevo Obispo de Querétaro dirigió un mensaje a la feligresía 9.- Veneraron la Memoria de los Obispos Difuntos 6.-Mons. Fidencio López Plaza y Mons. Martín Lara Becerril 7.-Don Fidencio arribó ayer a la Santa Iglesia Catedral 8.-López Plaza realizó su Profesión de Fe y Juramento de Fidelidad

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.