Connect with us

San Juan

Luto en San Juan

Publicado

en

El Padre Pablo entregó su vida en estas tierras de San Juan del Río, con dedicación, esmero, cariño y fe. 

Maricruz Rubio   

NOTICIAS 

Alrededor de la una de la tarde del 18 de Noviembre de 2020, falleció en la casa regional de Zapopan, el padre Pablo Zurlo. La vida de padre Pablo fue una constante animación y promoción de la vida cristiana con el valor de su testimonio de fe y laboriosidad. 

Ocho días antes de su muerte, se le había diagnosticado cáncer avanzado en hígado y riñón derecho. El padre Pablo tenía 88 años, nacido en Cittadella, Padova, Italia el 28 de octubre de 1932. 

El 11 de octubre de 1950 comenzó el noviciado en san Pietro In Vincoli, donde emite su primera profesión religiosa, el 12 de octubre de 1951. El 05 de noviembre de 1954 emit su profesión perpetua en Parma y el 09 de noviembre de 1958 fue ordenado presbítero en Parma. De 1959 a 1965, con el dinamismo y la determinación, que lo caracterizaron siempre, se dedicó al servicio de ecónomo en Parma en la Casa Madre. En 1966 es destinado a México donde comenzó su servicio a la región primero como ecónomo de San Juan del Río de 1966 a 1969 y como ecónomo regional de 1968 a 1971. De 1970 a 1971 fue nombrado delegado General en México. Electo superior regional de México de 1971 a 1974. De 1975 a 1978 es re asignado a España, donde se desenvuelve como superior regional y rector de la casa regional de Madrid. En este periodo realiza estudios de especialización en teología. En 1978 regresa a México en donde hasta 1981 desempeña el servicio de superior regional. De 1981 a 1985 es asignado a la casa del noviciado de Salamanca. Al mismo tiempo de 1978 a 1990 es ecónomo regional y ecónomo local de la casa de Guadalajara. 

Después de un año en Roma de puesta al día o aggiornamento, regresa a México, a la comunidad de San Juan del Río, como procurador de las misiones. De 1992 a 1994 realiza estudios en la universidad pontificia de la ciudad de México, en donde profundiza el tema de la vida consagrada, obteniendo la licenciatura  en teología dogmática, al mismo tiempo que desempeñaba el cargo de procurador. En 1994 a 1998 fue nombrado  ecónomo de la nueva casa regional en Zapopan y rector de la misma hasta el 2003. Del 2000 al 2002 padre Pablo fue director y animador del centro Xavier en Guadalajara y Zapopan. De 2003 a 2020 desarrolló su ministerio en San Juan del o.  

En la comunidad religiosa Xaveriana de este municipio queretano, transcurrió su larga y última etapa de vida, afrontando, también, el impacto de una enfermedad que, en sus últimos años, le impidió desarrollarse activamente.  

En San Juan del Río se entregó, incansablemente, para recaudar fondos económicos y ayuda profesional en vista de dotar de capillas hermosas a las parroquias correspondientes. Tal es el caso del templo de san José Obrero, al oriente de la ciudad, que queda también como testimonio de su gran visión de futuro. El padre Pablo construyó, el templo de “La Divina Misericordia del Señor” para las rancherías, cercanas al pueblito de Palmillas, Qro. Pero hace algunos meses, por indisposición y por el cansancio de la edad, cedió la asistencia espiritual de los mismos templos donde, por cierto, los habitantes lo recuerdan con aprecio y afecto. 

La vida del padre Pablo fueo una constante animación y promoción de la vida cristiana con el valor de su testimonio de fe y laboriosidad a favor de la salvación de todos aquellos para quienes se ha entregado con sencillez y generosidad de espíritu, mostrando así la voluntad de Dios en su convicción y entrega. 

 

“Dios entra en nuestra historia, oscurecida por la falta de amor a causa del pecado, para que nuestra historia entre en la suya, resplandeciente de amor. Siendo invisible, se hace visible, primero en la creación y después, de modo muy especial en la encarnación de su Hijo”, Pablo Zurlo, espiritualidad de la vida consagrada. 

Los templos, que logró edificar permanecerán como testimonios visibles de su total dedicación sacerdotal y preocupación, también, para acoger y formar a sus fieles frecuentadores, felices por los templos que los une en comunidad y que testimonian la fe inquebrantable del querido padre Pablo, Hombre humilde y fiel a la misión, que la voluntad de Dios le iba pidiendo. Que en paz descanse y goce de la visión de Dios, que tanto amó y en el cual siempre creyó  

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.