Connect with us

Portada

Guardián de la memoria (In memoriam Pepito)

Publicado

en

 

POR ELIZABETH MEJÍA PÉREZ CAMPOS

ARQUEÓLOGA DEL CENTRO INAH-QUERÉTARO

 

         Desde 1939, año en que se fundó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se tenía en mente la salvaguarda, investigación y difusión del patrimonio arqueológico, antropológico e histórico al que, con las reformas de 1972, se agregó el paleontológico, barcos hundidos y los acervos de los archivos.

         Un archivo no es solo la reunión de papeles, incluye fotografías que pueden conformar una fototeca y cartas que datan del siglo XVI, que se resguardan en el Archivo General de la Nación (AGN), donde además podemos encontrar secciones sobre litigios por las tierras, testamentos, actas de defunción y nacimientos, mapas, conflictos agrarios, archivos de parroquias y muchos documentos más.

         Documentar los antecedentes de un sitio arqueológico nos lleva al AGN, ya que en 1938 y previo a la creación del INAH, se solicitó “denunciar” sitios arqueológicos. Las cartas y croquis se resguardaron en el AGN. Entre 1957 y 1969 la información que se derivaba del trabajo arqueológico se concentraba en las oficinas de la Dirección de Monumentos Prehispánicos, como lo indica el Dr. Ignacio Bernal, para después ser presentada al director General. La idea era que todo arqueólogo mexicano o extranjero que pasara más de un mes en un sitio debería hacer un informe mensual de su trabajo y entregarlo al director del INAH y seis meses después debería hacer un informe que podía ser publicado.

         Para 1970, bajo la dirección general del INAH, se forma el Consejo de Arqueología, un “órgano científico consultivo que analiza y estudia la investigación arqueológica que se lleve a cabo en el territorio nacional”, conformado por los arqueólogos que evalúan propuestas e informes emitiendo su dictamen. Sin su autorización no es posible realizar el trabajo arqueológico y, presentado el informe, se debe autorizar para poder realizar un nuevo trabajo de recorrido, excavación o análisis de materiales arqueológicos que, como propiedad de la nación, nos compete a todos para un mejor conocimiento de la arqueología de México.

         Mediante este Consejo se hacen recomendaciones para salvaguardar el patrimonio arqueológico nacional y se asesora la planificación de toda la investigación arqueológica en México, realizada por profesionales en Arqueología tanto del INAH como de universidades públicas y privadas, institutos de cultura e instituciones con una trayectoria académica reconocida y que alberguen a especialistas.

         Con todo el acervo recopilado de publicaciones, informes, proyectos, cartas, planos y lo que se nos ocurra, se formó el Archivo Técnico del Consejo de Arqueología, que reúne la memoria histórica de la arqueología de México del siglo XIX, XX y XXI. Para resguardar todo este cúmulo de información era necesario un guardián.

         Es así que desde hace más de 40 años Don José Luis Ramírez “Don Pepe” fue nuestro asesor y guía para buscar antecedentes de un sitio, elaborar un informe o proyecto, además siempre estaba informado de todas las noticias del gremio, lo que le hizo el guardián de nuestra memoria. Nos conocía a todos desde “chiquitos”, porque más de uno de nosotros pasó por su oficina para hacer un trabajo escolar. Primero “nos medía”, luego nos regañaba por “burros” y saber tan poco y después con gran generosidad nos ayudaba. Ya como profesionales, si contábamos con su amistad era un leal cancerbero de nuestros datos.

         El pasado 25 de noviembre con gran pena nos enteramos que nuestro fiel guardián se cansó y nos dejó solos en este mundo. Trabajador incansable, hombre honorable, buen padre y compañero entrañable emprende su camino al Mictlan, al espacio de los muertos desde donde, espero, que nos cuide y desde ahí continúe siendo nuestro amigo. ¡Adiós Pepito, que tengas buen viaje!

         Nos interesa tu opinión y propuestas en el correo: toluquilla2000@yahoo.com.mx

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.