Connect with us

Vida Social

“Tengo la esperanza del amor”: Ma. del Carmen Martínez/ Académica

Publicado

en

Por Lina Salinas  

Noticias 

“Compartir el conocimiento y aprender de la enseñanza durante tantos años, ha sido una gratificación trascendental que me ha inyectado vida. Dar dirección existencial, orientación o simplemente una sonrisa a la tarea escolar de cada estudiante, ha formado más allá de lo académico, ha formado en mí una historia de familia académica”, explica Ma. del Carmen Martínez Sandoval.  

“Casi a la par que decido ser maestra, la escritura se presenta como un báculo en mi adolescencia, cuando mi maestro de Ciencias Sociales llevaba sus artículos del diario de Toluca a nuestras clases. Su narrativa me subyugó al percatarme de lo que se puede hacer con todo lo que vivimos”, comenta entusiasmada la docente.  

Ma. del Carmen Martínez Sandoval nació el 26 de junio en 1969 en Villa Victoria, Estado de México y sus colores predilectos que la han acompañado en su vida, han tomado tonalidades distintas según la circunstancia de existencia. 

“Cuando era niña jugaba a la casita, construía un hogar que dibujaba el propio. Cimentaba mi fantasía con los restos de material de construcción que usaban los trabajadores para ampliar la nuestra, que fue grande para los catorce hijos que fuimos. Jugaba sobre la arena, la grava, tomaba los tabiques, de cajas de cartón o huacales para figurar habitaciones. Cuando mi padre descubría mis planos arquitectónicos decía: ¿Quién agarró el material? Seguro la ratona de Carmela. Recuerdo que mi flaco cuerpo tenía la agilidad de correr, correr todo el tiempo. Pese a vivir en una avenida principal de Toluca, los hijos pequeños junto con los primos, hacíamos nuestra la avenida con verdaderas pistas de juego para los “encantados”, “la roña”, “ladrones y policías”. La fiesta de los adultos era nuestra hasta muy altas horas de la noche”.  

Ma. del Carmen Martínez Sandoval recuerda “mis padres nos sostuvieron como familia a través de un amasijo y su panadería. Cuando ellos, repartían el pan en su carro chevrolet negro, pasaban frente a la Escuela Normal de Señoritas de Toluca; el analfabetismo de ambos cobró lectura en esas primeras lecciones de vida. Mi deseo por ser Maestra nació en la falta de escuela de mis padres: ninguno sabía leer y escribir. En septiembre pasado cumplí más de treinta años de servicio dando amor a mi vida a través de la docencia”.  

Recuerda que a través de su narrativa, “compré mi primer cuadernito sencillo para hacerme adicta a mis libretas de nota que he llevado durante casi toda mi vida. Mi refugio en la escritura ha sido un baluarte interior, mi bálsamo, mi cómplice en muchos, muchos momentos de mi existencia. La escritura: mi aliciente, mi compañera espiritual, mi confidente”. 

“A los 22 años empecé mis primeras publicaciones estudiando filosofía en la Universidad Autónoma de Querétaro, donde conocí al escritor César Cano Basaldúa, quien sería mi esposo durante 19 años convirtiéndonos en padres de un hijo único. Como mujer, ama de casa y madre cumplí con la formación tradicional de la primera maestra de vida que fue mi madre, ahora fallecida. Mi hijo a sus 21 años también abrió sus alas y decidió su vida. Aunque lo veo esporádicamente lo extraño mucho y es natural”, comenta la docente. 

Desde hace cinco años esta separada, “soltera, aprendiendo a vivir conmigo misma, porque los duelos y renuncias han sido demasiados en los últimos años. Hoy, con la pandemia, es hallarse en el reto de convivir con los espacios del espíritu y nuestros templos que representan el cuerpo y el hogar”. 

“Me considero un ser humano que ha vivido mucho, que ha enfrentado demasiados retos y desafíos. Soy una mujer que busca ser feliz con lo que tiene y con lo que es, cada día es una oportunidad de vida”, es como se describe.  

“He sufrido violencia de género por querer la vida aprendiendo a amarme. No me ha resultado fácil enfrentar situaciones de acosos laboral, en el área doméstica en su momento y ahora caballeros que les conflictúa tratar con una mujer demasiado autónoma, independiente, inteligente y guapa. Me siento satisfecha, contenta, gratificada, agradecida con la vida por todos los regalos espirituales, profesionales, laborales y económicos que se han presentado como resultado del esfuerzo amoroso de vida que he llevado”. explica la docente.  

Ma. del Carmen Martínez Sandoval tienen la esperanza del amor y que pase esta pandemia para disfrutar del afecto abierto a los otros y a nosotros mismos. “estoy abierta al conocimiento de muchos seres humanos valiosos, mis planes para este 2021 ya están sobre la marcha, la escritura y lectura constantes en mi vida. Por último, ¿Qué he hecho de ella durante estas cincuenta y un vueltas al sol? Como dice Neruda: “Confieso que he vivido”. Y para finalizar, cierro con las líneas académicas, asunto del que me cuesta hablar, porque también de esto he recibido críticas como: “¿Para qué tanto estudio si no te ha hecho rica? o “que me creo mucho”. 

Indica que es amante del saber, “en un conocimiento compartido he interactuado entre la docencia, la literatura y la cultura. Estudié la Licenciatura en Educación Primaria, la Licenciatura en Filosofía. Doctora en Pedagogía he aportado en la investigación educativa como dictaminadora e indagadora. He fungido como asesora nacional e internacional dirigiendo proyectos y publicaciones académicas en la Escuela Normal del Estado de Querétaro. Encabezó la comisión editorial y colaboradora de la Revista Paréntesis, un espacio para la reflexión educativa, de la Centenaria y Benemérita Escuela Normal del Estado de Querétaro. Apoyada por la Universidad Autónoma del Estado de México, la Editorial La Tinta de Alcatraz, publica la plaqueta “Mojándolo todo”. 

Ma. del Carmen Martínez Sandoval desde el 2015, publica cada quince días como colaboradora en un medio de Toluca. Ha apoyado como jurado en los géneros de ensayo, narrativa, declamación y oratoria en distintas instituciones educativas y culturales de su estado y a nivel Nacional. Promotora cultural literaria de Querétaro y Estado de México dirigiendo las lecturas literarias: Primer Encuentro Generacional de Poesía 2017, Lectura de los Inocentes (2018) Lectura Santa (abril 2019), Lecturas en Red (mayo 2020) y desde su inicio profesional como docente, ha sido asesora argumentativa nombrada People Voluntary por la Organización de las Naciones Unidas, reconocida por Mujeres con Corazón del Estado de Querétaro y Forjadores de México.   

Ma. del Carmen Martínez Sandoval impulsa la educación, literatura y cultura y en últimas fechas, le han galardonado con premios nacionales e internacionales impensados. 

Siguenos en Google News

Noticias de Querétaro




Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.