Connect with us

Vida Social

El amor en tiempos de pandemia

Publicado

en

El COVID-19 no debe debilitar, ni destruir a la familia, consideran Elisa y Martín Gómez

 

Por Manuel Paredón

La epidemia del COVID-19 no debe  debilitar ni  destruir la familia y el amor conyugal, por el contrario,  fortalecerlo, consideran  Elisa y Martin Gómez, quienes  durante  algunos lustros han trabajado incansablemente en un movimiento eclesial en defensa  del matrimonio.

Para NOTICIAS, compartieron un resumen de una conferencia que dictaron a través de la plataforma zoom.

Comienzan su charla citando un fragmento poético de una novela:

“Te he seguido amando a pesar de todos estos años”.

Eso fue lo que le dijo Florentino Araiza a Fermina Daza en el Amor en Tiempos del Cólera de Gabriel García Márquez.

Se dice que  García Márquez escribió esa novela, tomando como referencia el matrimonio de sus señores padres, señalan.

Con 27 años de matrimonio, Elí y Martín, se han preparado cuidadosamente para el ejercicio de esta noble tarea, en  ECIM, Encuentros Cristianos de Integración Matrimonial.

Alertan que en estos tiempos de la pandemia del COVID-19 nuestra vida se ha puesto a prueba en muchos aspectos, sobre todo en el orden familiar.

En tiempos normales, nuestra vida operaba en lo doméstico y en lo social, nos relacionamos con nuestros amigos, trabajo, vecinos y hasta desconocidos, para regresar a nuestro hogar y estar junto con la  familia.

Subrayan: Llega la pandemia y por salud pública y propia, se nos obliga a permanecer en casa, a convivir las 24 horas con nuestra esposa (o), e hijos . . .

Es cuando la vida familiar se pone a prueba, en especial el matrimonio, coinciden.

En el caso de Florentino Araiza y Fermina Daza, fue la ausencia, en nuestro caso es la cercanía.

Cuando nos encontramos demasiado cerca, hay roces, nos mostramos tal como somos; no podemos ocultar nuestra forma de ser, porque estamos conviviendo todo el tiempo y entonces.

¿Qué pasa con el amor?, preguntan

Es cuando se pone a prueba, explican.

Recuerdan que el matrimonio es la unión de dos personas imperfectas que a pesar de conocer sus virtudes y defectos, se juran amor eterno.

Te sigo amando, porque a pesar de mis defectos, que son muchos, me sigues amando.

En el amor de matrimonio, hay exclusividad e indisolubilidad, refieren.

Y es que  representa un gran compromiso, que no se puede lograr sin la ayuda de Dios.

Como esposos, desde la celebración de nuestro matrimonio, hicimos partícipe a Cristo, para que Él, sea nuestro eje en nuestra relación.

Pero, siempre habrá alguien más guapo (a), inteligente, con mejores cualidades que nuestra pareja.

De hecho, este mundo  arrastra hacia lo sensible y el bienestar material como único  valor, justificando la posibilidad de que si ya no sientes nada por el otro, puedes salirte de esa relación y buscar otra.

De esta manera nos olvidamos de la exclusividad, fidelidad e indisolubilidad.

Anteponemos el egoísmo y orgullo a la generosidad y humildad; nos hace incapaces de perdonar y perseverar en la relación.

Te quedas sin la bendición del Señor, vas a ir de relación en relación, porque llegará el momento en que dejes de sentir algo por tu pareja de turno.

Por eso es recomendable, para no caer en lo anterior, la oración diaria, la eucaristía y acercarse a la confesión.

No puedo decir a mi esposa de pura palabra que la amo; debe ser de obra.

En tiempos de pandemia, es cuando se debe demostrar que el amor perdura y supera toda adversidad.

Que es para toda la vida, en tiempos de crisis, en tiempos de bonanza, en las enfermedades, en la vejez y en la muerte.

En este mundo estamos de paso y Dios nuestro Señor nos da a un compañero (a) para sobrellevar las cargas, ser feliz y lograr la santidad para merecer la otra vida, la vida celestial.

Nosotros tomamos un encuentro matrimonial que cambió nuestra relación, porque en dicho encuentro, recordamos y renovamos las promesas matrimoniales que nos hicimos.

Estamos en una constante lucha para perseverar y hacer de nuestro matrimonio una verdadera historia de Amor.

 

En tiempos de pandemia, es cuando se debe demostrar que el amor perdura y supera toda adversidad, aseguran Elisa y Martin Gómez,  conferencistas de un movimiento eclesial en defensa  del matrimonio.

 

 

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.