Connect with us
MEDIDAS EN EL TRANSPORTE PUBLICO DESINFECTAR

Portada

Descanse en paz, Don José Sabas

Publicado

en

Fundador de la Unión de Voceadores, era uno de los sobrevivientes de aquella generación de voceadores que formaron parte del paisaje urbano del Querétaro antiguo.

Por: Manuel Paredón

Noticias

El  inconfundible vozarrón de Don José Sabas Soto García, voceando por las calles de la ciudad los periódicos de circulación nacional y local, se apagó para siempre: falleció, tras penosa enfermedad provocada por una insuficiencia renal.

A los 76 años de edad, era uno de los últimos sobrevivientes de aquella singular generación de voceadores que, formaron  parte del paisaje urbano del Querétaro antiguo.

Ayer al medio día, se celebró el funeral por el eterno descanso de su alma en el templo de la Santa Cruz.

Fue uno de los fundadores de la Unión de Voceadores, estuvo casado con la señora María de los Ángeles Aguilar Vergara que hace algunos años falleció, habiendo  procreado, cinco hijos, entre  otros, Manuel, que siguió sus pasos en esta incansable actividad.

Desde su tierna infancia, con su hermano Jesús,  Don Sabas se inició en la venta de periódicos cuando se voceaban por las calles citadinas.

Entre otros de sus compañeros de la brega, habría que recordar a Don Sidronio Sánchez, que era el patriarca de los voceadores, Don Antonio Gallardo “La Negra”,  quienes además tenían sus puestos de periódicos y revistas en el jardín Obregón, así como también a  Álvaro Sánchez, “La Mascarita,  familia Trejo Hurtado,  que  estuvo en la esquina de Madero y Juárez, Jesús Zarate, Alberto Sánchez “El Sapo”, y Benjamín Hernández, “Benja”,

José Suárez “El Muerto”,  José Dolores Ortega y Jesús Sánchez “El Sapito”, son los únicos sobrevivientes de aquella generación de voceadores.

Todos ellos, eran unos incansables  voceadores ya que solo había contados puestos de periódicos.

En aquellos años, muy de madrugada, salían a vocear por todos los rincones de la ciudad el único diario  que circulaba aquí, “Amanecer” y que se editaba en los talleres que se encontraban en la planta baja de la casona que llegó a ocupar el Congreso del Estado, precisamente en la esquina de 5 de Mayo y Pasteur.

Terminada la primera jornada del día, regresaban a  Plaza de Armas, ya que en los portales, se ubicaba la Agencia de Publicaciones Arroyo. Que atendía Don Agustín Araujo.

Ahí, llegaba el camión con los bultos de periódicos de circulación nacional y revistas que se distribuían  en la ciudad.

Cuando el embarque se retrasaba, los voceadores organizaban frente a Plaza de Armas partidos de futbol con una bola de cartón y papel que moldeaban con unos mecates.

En esos partidos, Jesús “Chuchito Zarate”, aprendió tan bien el balompié, que llegó a ser una de las figuras del equipo de Primera División “Tuzos” de  Pachuca.

Jesús Soto, hermano de Don Sabas, igualmente destacó en ese deporte pero lamentablemente falleció cuando se encontraba en plenitud de su vida.

Llegado el camión, se terminaba el juego  y a encartar los periódicos.

Cuando daban la voz de arranque, todos ellos salían con el enorme bulto de periódicos bajo el  brazo a vender en todo Querétaro.

Cuando había noticias importantes, sobre todo de  evento deportivo, las peleas de box de Rubén “El Púas” Olivares, Vicente Saldívar, José Medel, Chucho Castillo, Salvador Sánchez, José Toluco López, Ricardo “Pajarito Moreno”, Raúl “Ratón Macías”, Ultimio Ramos, José Mantequilla Nápoles, o de los equipos América y Chivas del Guadalajara, y hasta de los “Gallos Blancos”, los aficionados rodeaban a los voceadores, para comprar su “Esto”, “La Afición” y “Ovaciones”, que destacaban las crónicas.

Con  el transcurrir del tiempo, los voceadores dejaron de salir a las calles y se concentraron en sus puestos, como Don Sabas que se instaló en el mercado Escobedo desde que fue inaugurado y que en adelante, atenderá su hijo Manuel.

Descanse en paz.

Ayer al medio día, se celebró el funeral por el eterno descanso de su alma en el templo de la Santa Cruz.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.