Connect with us
MEDIDAS EN EL TRANSPORTE PUBLICO DESINFECTAR

Portada

El Gobierno de Kazajstán busca intensificar la interacción con la sociedad civil

Publicado

en

Así lo aseguro el Embajador en Misión Especial del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Kazajstán, el Excmo. D. Usen Suleimen.

Este año Kazajstán celebra su 30º aniversario como estado independiente. Han recorrido un largo camino en las últimas tres décadas, su economía se ha expandido significativamente y sus procesos políticos son irreconocibles en comparación con el momento en que obtuvieron su independencia de la Unión Soviética.

El aumento del número de organizaciones no gubernamentales (ONG) ha sido un elemento esencial del desarrollo de Kazajstán. A principios de los años 90 del siglo pasado solo había alrededor de 400 ONG en Kazajstán, la historia es muy diferente hoy. Actualmente el número de ONG activas registradas en Kazajstán ha ascendido a 16,000. Muchas de ellas trabajan en el ámbito del apoyo a los sectores socialmente vulnerables de la población o en cuestiones relacionadas con la protección de los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos y las organizaciones.

Una sociedad civil desarrollada es la base de cualquier estado moderno y próspero, proporciona una plataforma de diálogo eficaz, así como un puente de comunicación entre los representantes del gobierno y el pueblo.

Se han asignado aproximadamente 305,4 millones de tenge (moneda de Kazajstán) que equivalen a 740,000 dólares para promover directamente el desarrollo de las sociedades civiles, incluido el aumento de la eficiencia de las actividades de las organizaciones no gubernamentales.

 

El Gobierno de Kazajstán sigue apoyando activamente a las ONG de muchas maneras, incluida la financiera. En 2020 se otorgaron subvenciones con el importe de 1,8 mil millones de tenge (más de 4,3 millones de dólares). La mayor parte de la financiación se destinó a apoyar los proyectos relacionados con el bienestar y el desarrollo de los niños y jóvenes. Se asignaron aproximadamente 305,4 millones de tenge (740 mil dólares) para promover directamente el desarrollo de la sociedad civil, incluyendo el aumento de la eficiencia de las organizaciones no gubernamentales.

El gobierno de Kazajstán busca seguir desarrollando un espacio para que las ONG continúen con su labor. Desde 2003 en la capital se celebra el Foro Civil, que sirve de plataforma para garantizar el diálogo entre el estado y las ONG. El IX Foro Civil, celebrado en noviembre del año pasado, ofreció 12 reuniones virtuales entre jefes de ministerios y representantes de las ONG. Los participantes discutieron las principales direcciones del nuevo concepto del desarrollo de la sociedad civil, la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, los mecanismos y las oportunidades para el escrutinio público de la labor gubernamental, entre otros temas.

En 2013 fue creado por iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajstán un instrumento importante para una interacción efectiva entre el gobierno y la sociedad civil, la “Plataforma de Diálogo sobre la Dimensión Humana”, un órgano asesor y consultivo cuya finalidad es consolidar aún más las oportunidades de las ONG para entablar un diálogo directo con los representantes del Gobierno y el Parlamento sobre cuestiones de derechos humanos y reformas democráticas.

Las reuniones se celebran trimestralmente, con la participación de representantes de las ONG, miembros del Parlamento, representantes de la Comisión de Derechos Humanos, el Presidente de la República de Kazajstán, el Tribunal Supremo, el Consejo Constitucional y los ministerios pertinentes, así como representantes de socios internacionales, incluidos el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, la OSCE, la Unión Europea, misiones diplomáticas extranjeras, USAID, la Reforma Penal Internacional, etc.

La relevancia de esta plataforma ha aumentado considerablemente con el anuncio por parte del Presidente de Kazajstán Kassym-Zhomart Tokáyev sobre el concepto del “estado oyente”, lo que implica un mayor enfoque en la interacción del gobierno con la sociedad civil, así como la implementación de tres paquetes de reformas de derechos humanos a partir de 2019 y una mayor democratización de los procesos políticos en el país.

 

Mediante un debate abierto y transparente las actividades de la plataforma son vitales para identificar problemas sistémicos, así como para trabajar conjuntamente con las ONG de Kazajstán e internacionales en la búsqueda de soluciones conjuntas. Dichas reuniones son una plataforma útil para discutir las recomendaciones de los comités de la Convención de las Naciones Unidas sobre el cumplimiento de las obligaciones internacionales por Kazajstán para proteger los derechos humanos.

Un claro ejemplo es la ley actualizada sobre reuniones pacíficas en Kazajstán. El cambio clave es que desde el año pasado las ONG u otros grupos que deseen celebrar una reunión de este tipo solo necesitan notificarlo a las autoridades locales cinco días antes del evento real, sin necesidad de solicitar un permiso. Otro ejemplo es que el año pasado finalmente se despenalizó el artículo 130 del Código Penal del país, es decir, sobre la difamación. Ambos temas se habían debatido regularmente y vigorosamente en las reuniones de la Plataforma de Diálogo.

La necesidad de una plataforma de este tipo se hizo especialmente evidente a principios de este año, cuando los miembros de la sociedad civil de Kazajstán plantearon la cuestión de la suspensión de las actividades de algunas ONG tras las inspecciones de las autoridades fiscales. En la reunión celebrada el 26 de enero de 2021, se recomendó a las organizaciones suspendidas que acudieran ante las autoridades fiscales superiores y apelara la decisión. El Viceprimer Ministro y Ministro de Asuntos Exteriores de Kazajstán Mukhtar Tileuberdi aseguró que tomaría el control del asunto.

Después de una revisión exhaustiva con las autoridades fiscales, sólo una semana más tarde, el 3 de febrero, se retiraron todos los cargos contra las ONG afectadas y se anuló la decisión de suspender sus actividades. Esta situación ha demostrado por qué es tan importante que el gobierno y la sociedad civil tengan líneas de comunicación claras. Sin la Plataforma de Diálogo sobre la Dimensión Humana y las conversaciones abiertas entre la sociedad civil y el Gobierno de Kazajstán, la cuestión de la suspensión de las ONG podría no haberse resuelto de manera tan eficiente.

 

Para finalizar su discurso, el Excmo. D. Usen Suleimen expreso:

“Por supuesto, no nos detendremos ahí”.

“El año pasado el Presidente aprobó el Concepto del desarrollo de la sociedad civil en Kazajstán hasta 2025. Su objetivo es fortalecer el sistema de asociación entre el estado, las empresas y la sociedad civil, así como promover una mayor transformación política y modernización de Kazajstán. Creo que tenemos una base sólida para avanzar constantemente en esa dirección”.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella


Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.