Connect with us
USA CORRECTAMENTE EL CUBREBOCAS
ENTRA EN CALMA

Portada

Política nacional de inclusión financiera: ¿Hubo algún cambio de 2016 a 2020?

Publicado

en

Por Dra. Georgina Maldonado Carrillo

Directora del Departamento de Contabilidad y Finanzas de la Escuela de Negocios Región Centro Sur del Tecnológico de Monterrey. gmc@tec.mx

La política nacional de inclusión financiera (PNIF) pretende impactar en la calidad de vida de las personas en el ámbito financiero, por lo que busca llevar a cabo diferentes programas o acciones destinados a aumentar el acceso y uso de productos y servicios financieros, a incrementar la educación financiera y a proteger a los consumidores y las consumidoras.

En esta definición e implementación de la PNIF están involucrados diferentes organismos e instituciones que colaboran entre sí, pero que también tienen en “su cancha” el logro de diferentes indicadores que van a medir el éxito de esta política. En el caso de la PNIF 2020, se espera vislumbrar los resultados en el año 2024.

Comparando los indicadores de la PNIF 2016 con la PNIF 2020, en esta última podemos ver políticas enfocadas a poblaciones vulnerables, lo cual no se incluía (al menos no en los indicadores) en la del año 2016. Revisando los indicadores, podemos ver que 3 de los 15 (20%) están enfocados en reducir la brecha urbana-rural y la brecha de género.

También podemos ver que en la PNIF 2020 es aún más evidente el énfasis en el uso de los servicios financieros, más que en el acceso a estos. Lo anterior es muy relevante porque no sirve de mucho que una persona tenga acceso a una cuenta, si no la usa para hacer pagos, para ahorrar o para consumir otros servicios que le ayudarán a tener una mejor salud financiera. Así, es necesario contar con indicadores y mediciones, tanto del uso como del acceso a servicios financieros, para poder identificar barreras y llevar a acciones de avance en la inclusión financiera.

Considero que en la PNIF 2020 hace falta aún más enfoque en la protección de los consumidores y las consumidoras. Una de las barreras más importantes para que las personas accedan al sistema financiero es la desconfianza que tienen en las instituciones financieras. Es necesario que los consumidores y consumidoras se sientan seguros y seguras, que se sientan protegidos y protegidas para que se disminuya esa barrera.

Me parece que tenemos una visión más integral en la Política Nacional de Inclusión Financiera del 2020; sin embargo, es necesario seguir trabajando en empatar la oferta de productos financieros con la demanda de los mismos. ¿Qué productos financieros se tienen que ofrecer?, ¿con qué características?, ¿a quién van dirigidos?, ¿conocemos el perfil de las personas que los van a utilizar?, ¿empatan con su entorno y sus necesidades?

Para avanzar en la inclusión financiera es muy importante lo anterior; no podemos ofrecer productos financieros en los que pretendamos que quepan todos y todas, debemos de tomar en cuenta, por ejemplo, la edad de las personas, su género, si tienen hijos e hijas, en dónde viven, cuál es su entorno, en qué gastan su dinero, qué necesidades afrontan en esta etapa de su vida.

Dicho de otra manera, necesitamos entender la conducta de las personas, saber cuál es su comportamiento financiero y por qué toman ciertas decisiones; de este modo podremos ser aún más contundentes en las acciones que debemos llevar a cabo para disminuir la exclusión financiera.

Google News Síguenos en dando clic a la estrella
Regeneración urbana

Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.