Connect with us

Portada

¿Por qué es importante el paseo diario en los perros?

Publicado

en

Sin importar la raza, la edad y el tamaño, el paseo en los perros es un hábito indispensable y necesario en nuestro día a día con las mascotas. Contribuye a su desarrollo físico y cognitivo, al mismo tiempo que ayuda a nivelar sus niveles de estrés, a socializar, a despejarse e interactuar con el medio que le rodea, a reconocer el camino a casa, a socializar, etc.

El paseo diario no exime a quien tenga un jardín o patio grande, ni tampoco a aquellos que viven en un rancho. Todos los perros necesitan como mínimo de un paseo diario. El tiempo y las condiciones del entorno dependerán de su edad y condición física pero algo sí es seguro: el perro será un perro equilibrado en la medida que se suplan sus necesidades básicas de: cariño en casa, atención veterinaria, paseos diarios y buena alimentación.

Esta salida diaria, debe ser pensada en un paseo de calidad, que requiere de cierto tipo de preparación y planeación. Lo más recomendable es sacarlos a pasear antes de comer porque el paseo no es sólo para que “hagan sus necesidades” o para que estire las patas fuera de casa; es mucho más que eso, el paseo es una oportunidad diaria para apreciar el mundo exterior, olfatear, reconocer ruidos y familiarizarse con ellos, entrar en contacto con todo tipo de estímulos, mejorar el vínculo afectivo con los humanos con quién comparte su vida y por eso se dice que los beneficios son tanto físicos como mentales.

El sitio de Animal Foundation (https://animalfoundation.com/whats-going-on/blog/importance-walking-your-dog), nos lista algunos beneficios del paseo, estos son:

  1. Mejora la socialización: Por medio del paseo se conoce el entorno (personas, otros perros, olores, sonidos, etc) por eso es importante proporcionar estos paseos desde cachorros para evitar que adquieran fobias o problemas de comportamiento. Si adoptas un perro sin importar la edad o el tamaño, asegúrate de brindarle estos espacios para afianzar el vínculo, pero también y lo más importante, para permitirle explorar, conocer y distraerse.
  2. Por salud física tanto del humano como de la mascota: Caminar permite liberar serotonina, la hormona de la felicidad. A su vez, el paseo nos permite recorrer algunos (o varios) kilómetros que nos ayudarán a mantener una buena condición física, evitar la obesidad y enfermedades derivadas. Nos ayuda a despejarnos tanto a nosotros los humanos como a nuestras mascotas, a romper la rutina y liberar el estrés.
  3. Los paseos ayudan igualmente a la salud mental: tener rutas de paseo distintas cada día, hacer cosas diferentes durante el paseo reducirá el estrés, mejorará los niveles de concentración de la mascota, permitirá alcanzar un estado de calma y mucha motivación. Los paseos ayudarán igualmente a mejorar la relación afectiva y fortalecer le vínculo entre tu perro y tú, porque ambos disfrutarán de esta actividad, tu perro confiará más en ti porque eres quién le brinda ese momento de felicidad. Salir a pasear ayudará a ambos a canalizar toda la energía acumulada, es una excelente terapia para escapar de lo que nos preocupa, reflexionar y tomar mejores decisiones.
  4. Es una excelente oportunidad para entrenarlo: Podemos aprovechar un poco del tiempo de los paseos para enseñarles trucos y alguno que otro comando a nuestros canes. Esto pudiera ser: “despacio”, “alto”, “crucemos” (para cruzar la calle), “derecha”, “izquierda”, “sentado”, “echado”; etc.

No podemos pretender que obedezcan y entiendan de inmediato, pero a medida que hagamos estos ejercicios de manera constante, nuestras mascotas van a entender qué queremos obtener de ellos, van a disfrutar el aprender trucos y practicarlos cada día y los paseos serán mucho más cómodos para nosotros también.

Recuerda que debemos ser coherentes, tener paciencia al enseñar y premiar mucho para lograr resultados. Se recomienda hacer estos ejercicios una vez haya hecho sus necesidades, para lograr más concentración. Se aconseja practicar este adiestramiento por periodos cortos (de 5 a 10 minutos), para que el paseo sea algo placentero y no sólo un curso intensivo de obediencia.

  1. Fortalecer el vínculo afectivo y de confianza: Durante los paseos, podemos aprovechar el tiempo para ir dialogando y comunicando con nuestros canes, podemos compartirle nuestra jornada, platicar con ellos de todo lo que se nos venga a la mente. Aunque no lo creamos, se van a sentir valorados por ser esos confidentes de cuatro patas, sentirán que el paseo es también ese momento de intimidad contigo, donde ambos disfrutarán de la salida lo mejor posible.

Con respecto al tiempo que sea necesario pasear a un can, dependerá mucho de su edad, su condición física, su estado de salud y de factores externos como la temperatura ambiente, entre otros. Lo usualmente recomendado son dos paseos diarios (uno en la mañana y otro en la noche) de mínimo 30minutos.

Tener siempre presente la regla de los 5 segundos para saber qué tan caliente puede o no estar el suelo. Las patitas de los perros son muy sensibles al calor y la regla de los 5 segundos consiste en poner el reverso de la palma de nuestra mano, es decir la mano con la palma mirando hacia el cielo y tocar así el piso (calle, pavimento, asfalto, etc). Si logramos mantener la mano sin levantarla durante 5 segundos, estaremos paseando a nuestros perros en una temperatura correcta, de lo contrario sería mejor abstenernos de sacarlos en ese horario.

Si no estamos seguros de qué es lo recomendable para nuestros perros en términos de tiempo, recordemos que siempre es recomendable consultar con un veterinario y despejar con ellos todas nuestras dudas.

La edad del perro es un buen indicador de tiempo, los cachorros se cansarán más rápido que un perro adolescente o adulto, algunos perros de hocico ñato (molosoides) no conviene pasearlos por largos periodos de tiempo o hacer ejercicio físico intenso porque la forma de su nariz no les permite respirar correctamente durante el esfuerzo físico. Otros pueden ser geriátricos (perros que sobre pasan los 10 años por ejemplo) y aunque en ellos el ejercicio físico es necesario, bastará con unos 10 o 15 minutos.

Recordar que ese tiempo debe ser un tiempo de calidad, lo mejor sería un tiempo dedicado a ellos en su totalidad, no estar pendientes del celular o del whatsapp, para poder estar alertas ante cualquier eventualidad, pero igualmente para poder ver si todo está en orden con nuestro perro, si está caminando correctamente, detectar signos de fatiga, ver qué quiere oler, reprenderlo cuando sea necesario, etc.

Para terminar, listamos algunos consejos de lo que se debe considerar a la hora de sacarlos a pasear:

  1. Los perros deben ir siempre identificados (collar marcado o collar con placa de identificación). Evitar el uso de collares de ahorque o de púas (su uso se ha generalizado en perros que tiran bastante de la correa, lo que es contraproducente ya que no sólo provocan lesiones graves y a largo plazo sino que también generan estrés, miedo y ansiedad). En Adogtados, recomendamos utilizar el collar sólo como accesorio de identificación.
  2. Sugerimos enseñarles a pasear con pechera (o arnés), para evitar molestias en el cuello del perro y por ende, paseos con jalones o caminatas con incomodidad. Existen arneses anti-jalones. Pero un arnés siempre será mucho más cómodo para un perro. Recuerda que el paseo debe ser sinónimo de comodidad y generador de felicidad.
  3. Llevar una correa larga para poder ajustar la longitud de acuerdo al lugar donde estemos caminando. Evitar las correas retráctiles o extensibles porque es difícil mantener el control del perro.
  4. Llevar consigo premios especiales para perro (de preferencia golosinas para mascotas fáciles de digerir y que casi no necesiten ser masticadas por mucho tiempo, esto con el fin de no obligarlo a parar de caminar para poder comer), de no ser posible golosinas para perros, podemos pensar en llegar con nosotros unas 5 rodajitas de salchicha por ejemplo.
  5. Llevar siempre bolsas para recoger sus excrementos.
  6. Si a ambos nos gustan los paseos largos, pensar en llevar agua.

Concluimos este artículo señalando la suma importancia que tienen los paseos para el desarrollo emocional, físico y afectivo de nuestros perros, que es aconsejable hacerlo siempre a una temperatura adecuada para evitar los golpes de calor (de esto ya platicamos en un artículo pasado) y lo ideal es que sea antes de comer para evitar una torsión gástrica. Si por diversos motivos, no podemos suplir esta necesidad, pensemos en contratar a un paseador, regalarle días de guardería a nuestros perros (uno o dos días de diversión a la semana), solicitar apoyo de algún familiar o simplemente adaptar nuestro día y rutina diaria para integrar esta actividad dentro de nuestras responsabilidades, pues al final del día y como lo acabamos de constata, es una pequeña salida con innumerables ventajas para nuestras mascotas.

Como los beneficios para la salud física y mental son tantos, ¿Qué esperas para integrar a un nuevo miembro de 4 patas en tu familia? En Adogtados tenemos a muchos mejores amigos esperando por tí. ¡No dudes en escribirnos para empezar proceso de adopción con alguno de estos compañeros de vida!

Correo: adogtadosmx@gmail.com

Facebook: @Adogta2

Instagram: @Adogtados Qro

Siguenos en Google News

Noticias de Querétaro




Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.