Connect with us

Portada

María, el paradigma de la esperanza: Mons. Fidencio López Plaz

Publicado

en

El líder de la Iglesia Católica en Querétaro refirió que la esperanza siempre unida a la fe y a la caridad ha sido desempolvada en esta pandemia.

El Obispo de Querétaro presidió la Solemnidad de Nuestra Señora de los Dolores de soriano

Por Ana Cristina Alvarado Noticias

Al presidir la solemnidad de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, el Obispo de Querétaro, Mons. Fidencio López Plaza, indicó que María es puente para restaurar las relaciones rotas entre el hijo de Dios engendrado en su vientre, y los hijos adoptivos engendrados al pie de la cruz.

¨Las palabras que Jesús dirige a María desde la Cruz y luego al discípulo desde hace casi dos mil años, llega a nosotros en tiempos de pandemia con una nueva vibración llena de luz y de esperanza. ¿Qué significa celebrar la fiesta de la Virgen de Los Dolores el día conocido como el Grito de Dolores? La imagen es más completa y se actualiza hoy con un dramático realismo en las casas, en los hospitales y en los caminos donde la crisis sanitaria, económica y social tiene el rostro de miles de hermanos sufrientes¨, dijo.

Mons. Fidencio López plaza señaló que en este contexto, el grito de Dolores en 1810, y los gritos y las lágrimas de miles de hermanos, nos invita a volvernos a preguntar: ¿qué significa contemplar y escuchar a Jesús que desde la Cruz dice a su madre: mujer, ahí tienes a tu hijo; y al discípulo: ahí tienes a tu madre?

También preguntó: ¿qué significa tener a María en la casa como el discípulo amado en tiempos de pandemia? Ante esto dijo que Orígenes Padre de la Iglesia pudo percibir algo acerca del secreto que encierra tener a María como madre en casa.

¨Dice Orígenes, primicia de los evangelios es el de Juan, cuyo sentido profundo no puede captar que no haya apoyado la cabeza sobre el pecho de Jesús ni haya recibido a María como su propia madre¨.

Agregó que son dos gestos, parte de la identidad de los verdaderos discípulos y criterios para encontrar la luz y la fuerza transformadora de la palabra que se hace carne, ayer, hoy y siempre.

Recordó que el Evangelio de Juan comienza con la historia de un rechazo de salvación por parte del hombre que fue a su casa y los

suyos no lo recibieron. Y que culmina en el vértice de la Cruz con una acogida. El discípulo la acogió en su casa, por lo que reiteró que María es el puente para restablecer las relaciones rotas.

El líder de la Iglesia Católica en Querétaro refirió que la esperanza siempre unida a la fe y a la caridad ha sido desempolvada en esta pandemia, donde la podemos ver en el rostro de miles de hermanos y hermanas adentro y afuera de las casas y de los hospitales, así como la esperanza en el rostro de los médicos y de las enfermeras y sobre todo de los familiares y sobrevivientes de COVID 19.

Por lo que María al pie de la Cruz es la imagen de la esperanza y que todos tenemos momentos en la vida en que es necesaria la fe y la esperanza.

Sobre todo cuando parece que Dios ya no escucha nuestras oraciones, cuando parece que Dios se contradice a si mismo y no cumple sus promesas, cuando nos hace pasar de derrota en derrota, cuando las fuerzas de las tinieblas parecen triunfar y se produce oscuridad entre nosotros como aquel día sobre el calvario. Como cuando dice el Salmo, parece que Dios ha olvidado su bondad y cerrados con ira sus entrañas¨, expuso.

Mons. Fidencio López Plaza resaltó que cuando esta hora llega a nuestras vidas, es el tiempo de contemplar a María al pie de la Cruz, porque ella es la madre de la esperanza, y que ahí se gesta el triunfo definitivo de la vida, por lo que la muerte no tendrá jamás dominio, que ahí se gesta algo nuevo entre nosotros porque de las crisis nunca se sale igual.

Agregó que es al pie de la Cruz donde quizá Dios nos está pidiendo que le sacrifiquemos a lo más querido, como le pidió a Abraham el sacrificio de su hijo Isaac. Y que en este momento debemos desprendernos de lo más querido y los más preciado que nos impide caminar derecho y ligeros.

Esta es la mejor ocasión que Dios ofrece para demostrarle con hechos que lo amamos con todas las cosas y que no tenemos más que decir que se haga su voluntad en la tierra como en el cielo¨, subrayó.

Finalmente, precisó que María es la madre de muchos pueblos, madre de la iglesia, que en su nombre serán benditas todas las estirpes de la tierra, todas las generaciones la llamaran bienaventurada. Y que ahora

podemos decir y comprender mejor a San Agustín que afirma que María es Santa y dichosa, pero que lo más importante es la Iglesia, que la Virgen María es una madre y parte de la iglesia, que la

grandeza de María, nuestra madre, es el paradigma de la esperanza, la imagen de la esperanza al pie de la Cruz.

Siguenos en Google News

Noticias de Querétaro




Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.