Connect with us

Deportes

Estaba presupuestado que Cruz Azul derrotara a Gallos Blancos

Publicado

en

Nicolás Sosa pasó nuevamente inadvertido. Lástima porque Gallos Blancos lo que necesita, un delantero matón.

NOTICIAS

Estaba presupuestado que Cruz Azul le ganara a Gallos Blancos, lo cual sucedió por 2-0, a pesar que el cuadro celeste jugó con equipo alternativo en partido que se llevó a cabo en el estadio Azteca.

Gallos no jugó un mal partido, de hecho le jugó al tú por tú al cuadro celeste que presentó una alineación con muchos suplentes, pero aún así mostró su jerarquía ante un modesto equipo queretano que no le da para más.

Cruz Azul sabía que lo único que necesitaba era regresar el triunfo, pero también sabía que Gallos era el equipo ideal para lograrlo. Así lo asumieron y jugando a medio gas obtuvieron la victoria.

Triunfo de 2-0 sobre los Gallos Blancos de Querétaro, unos gallos que salieron bravos, y opusieron resistencia, aunque al final, la contundencia en momentos claves, fue la diferencia. Con este resultado, La Máquina llegó a trece puntos, de momento se metió entre los ocho mejores del torneo y los queretanos se quedaron con seis.

Cruz Azul dejó atrás, esa faceta de equipo perdona vidas que había mostrado durante todo el torneo. Es verdad, con poco generaba, pero a veces se conformaba y era cuando venían los problemas. Contra Gallos Blancos, a pesar de tener un cuadro “parchado”, ocho bajas por lesión, pero siendo aún muy competitivo, desde el inicio se mostró agresivo, tomó posesión del campo, del balón y fue una y otra vez sobre la portería de Aguerre.

Esa postura provocó que los espacios se dejaran en defensa y sufrió sustos que no pasaron a mayores. Fue hasta el final del primer tiempo, cuando hubo claridad y esta la dio el ecuatoriano Bryan Angulo, con una gran jugada individual, quitándose rivales entrando al área para definir con gran calidad (42’).

Pero llegó la segunda parte, llegaron los cambios y también La Máquina modificó postura. Gallos adelantó, Cruz Azul reculó. Pablo Barrera, excementero, mandó un violento disparo que Gudiño desvió con gran lance.

Comenzó La Máquina a sufrir, a no tener el balón, a no pasar de media cancha. Gallos se puso en el modo de pelea, le buscó por todos lados, por todos los sectores y la realidad es que mereció mejor suerte.

Ya en tiempo de compensación, vino una mano del excementero Omar Mendoza, que se arcó como penalti y Lucas Passerini la volvió gol para firmar el regreso al triunfo del campeón, que tenía que ganar como fuera para salir de la crisis.

Siguenos en Google News

Noticias de Querétaro




Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.