Connect with us

Portada

Blanco atardecer es un espectáculo unipersonal

Publicado

en

Noticias

Escuché alguna vez un cuento de la Maestra Carmelita, narraba como veía a su abuela sentada en la silla mecedora, por años, siempre la misma imagen, tejiendo, tomando un té a sorbos y luego de mucho tiempo se sorprendió sentada en la misma mecedora, porque ya le correspondía estar en el lugar de la abuela y viendo a las nuevas generaciones jugar y observarla, tal como le había pasado a ella.

Eso vino a la mente cuando conversé con la actriz María José Delgado y conocí de la relación de Macaria con su abuela, diagnosticada con demencia en el monólogo “Blanco Atardecer”.

El tema es fascinante, el deterioro de la memoria, la pérdida de toda conciencia de forma paulatina, el dolor de la denigración de los seres queridos y a veces también el rechazo a lo que representan: el futuro.

Los amantes y los estudiosos del teatro saben lo que representa un monólogo y los peligros que encierra, cómo no recordar a Carlos Ancira en Diario de un loco, de Nikolái Gógol con el que se consagró al interpretar durante 25 años a Papritschin.

Pero también se sabe que el reto de un monólogo mal dirigido a mal actuado puede acabar no sólo con la carrera de un actor, sino con la misma obra.

Es por eso que escribimos estas líneas, por el gozo de saber que una joven actriz se atreve y hace del monólogo una pieza que quedará en la memoria y como reflexión a quienes aún están lejos de la demencia senil o el Alzheimer y como una realizad irrevocable para quienes ya pasean por esas antesalas.

María José Delgado, bajo la dirección de Naolli Eguitarte, enfrentan el reto en la Galería del Ayuntamiento del Museo de la Ciudad, en la búsqueda de la construcción de un espectáculo unipersonal teniendo como tema central la memoria y sus juegos y trampas para guardar nuestras raíces y la angustia por rescatarlas para entendernos.

Historias personales y relatos heredados, son fuente de un discurso  que no solo abarca los recuerdos sino de la selección de memorias para reflexionar sobre nuestra propia identidad y sentido de pertenencia.

Así, Blanco Atardecer en voz de la protagónica, nos cuenta la relación de Macaria con su abuela, diagnosticada con demencia. Una historia narrada por los dos personajes, que nos comparten través de recuerdos como fue cambiando la abuela Estela desde que empezó a perder la memoria. Una historia cargada de sueños, cansancio y sin un orden, como la memoria cuando empieza a perderse.

le interesa el tema, bueno la entrada general es de 200 pesos, 150 estudiantes, maestros e INAPAM.

Reservaciones al: 4421438326 recepción 20:00 horas.

Con suerte y terminando la obra, vivamos nuestro propio monólogo.

Vale.

Recuerdos que se van esfumando, memorias que se pierden.

La oportunidad de ver teatro y sobre todo un monólogo, no se debe perder.

Siguenos en Google News

Noticias de Querétaro




Comentarios

comments

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.