Connect with us

Covid-19

Buscan que QUIVAX forme parte de la segunda generación de vacunas

Publicado

en

Se han iniciado los estudios bioinformáticos correspondientes, para conocer si la vacuna QUIVAX 17.4 puede neutralizar la variante Omicrón

Por Jahaira Lara

Noticias

Ante la aparición de nuevas variantes del virus SARS CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19 y la necesidad de generar inmunológicos efectivos ante estas, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) busca que la QUIVAX 17.4 forme parte de la segunda generación de vacunas aprobadas para hacer frente a la pandemia en el país, por lo menos en fase experimental.

De acuerdo con la rectora de la Universidad Autónoma (UAQ), Teresa García Gasca, el diseño de las vacunas que actualmente se aplican, no considera las variantes de preocupación, por lo que sólo ofrecen cierta protección contra las mismas; a lo anterior se suma que la inmunogenicidad que se genera en el organismo con la producción de anticuerpos efectivos y neutralizantes no es a largo plazo, por el contrario decae a los primeros meses y es necesario aplicar un refuerzo.

En cuanto a la vacuna desarrollada por investigadores de la UAQ, se determinó transitar a una segunda versión mejorada y polivalente; es decir, que cuenta con información específica de las diferentes variantes de preocupación: la Alfa, Beta, Gama y Delta; para hacerles frente. Además de que adelantó, podría neutralizar la variante Omicrón, para lo  cual ya se realizan los análisis correspondientes.

Y es que de acuerdo con la académica entre variantes los cambios son pequeños; en el caso de la Omicrón, esta tiene más de 50 mutaciones respecto a la variante original, 30 de las cuales se encuentran en la proteína Spike y 10 en el dominio RBD, mutaciones que es necesario se evalúen para conocer si afecta en cuestiones de las vacunas actuales.

“Tenemos una muy buena candidata, es una vacuna distinta a las que actualmente se están administrando y que no son de origen proteínico. Además de que estamos haciendo análisis para la posibilidad de neutralizar a Ómicron, y es muy probable que lo logremos, ya que las variantes son muy parecidas entre si y los cambios son muy sutiles”, afirmó.

Ante este panorama, la académica destacó que es necesario continuar con los estudios para la creación de mejores vacunas, las cuales, se convertirán en parte de la segunda generación para atacar al virus; para ello es necesario contar con los recursos suficientes.

Al respecto, destacó que el gobierno federal ha invertido más de dos mil millones de dólares en compra de vacunas, lo que representa, un monto de 14 veces el costo de la elaboración de una vacuna.

“Ese es el tema, nuestro país no ha apostado al desarrollo de una vacuna propia, hoy tenemos un problema, un gasto importante en un tema de seguridad nacional, un tema de salud pública. El monto invertido es alto y seguiremos comprando vacunas porque los anticuerpos que se producen decaen rápidamente; necesitamos nuevas vacunas con nueva capacidad protectora”, reiteró, al enfatizar que la QUIVAX 17.4, tardará en aplicarse a la población, debido a que no se cuenta con un presupuesto suficiente.

Siguenos en Google News

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *