Connect with us

Portada

Te dan alas para volar muy alto

Publicado

en

A todos los que dijeron que no se podría, ya les demostré que sí se puede, dicen participantes de Con Ellas Hacemos la Diferencia

Daniela Montes de Oca

Noticias

Este viernes en el Centro de Congresos se llevó a cabo la Expo Emprendedoras, parte del programa del municipio de Querétaro “Con Ellas Hacemos la Diferencia”, con todas las medidas sanitarias y una impresionante organización, decenas de mujeres mostraron todo lo que han aprendido a lo largo de sus talleres y capacitaciones.

Al llegar al Centro de Congresos lo primero que observé fue un camión de municipio del que bajaban muchas mujeres, ellas son las que están interesadas en entrar a la nueva generación del programa “Con Ellas Hacemos la Diferencia” y ser parte de este movimiento que empodera a la mujer.

Caminé por los pasillos y veía diferentes módulos de todo tipo, ropa, dulces típicos, coctelería, pero decidí pararme en el de carpintería, donde vi a varias mujeres trabajando en la restauración de muebles, completamente equipadas con su protección y utilizando grandes herramientas. La primera que me recibió fue Sonia Ledesma quien muy alegre me platicó todo el proceso de lo que estaban haciendo y cómo ha sido su paso por el programa

-Muchos creen que la carpintería es para hombres, pero la verdad es que es para cualquiera, dijo. Platicó acerca del sentimiento de hacer como nuevo un mueble o tiliche que estaba arrumbado en la casa.

“De manera personal este programa a mi me ayudó a mucho porque yo estaba con mucha depresión por la pandemia y me quitó un peso de encima, me siento muy feliz” comentó, agregando que ella es mamá soltera -separada- y tiene tres hijos que son universitarios. Decidió entrar al taller de carpintería porque se dedica a hacer centros de mesa, recuerditos y todo este tipo de cosas de ceremonias, así que este oficio se complementa y ahora puede hacer sus propios cuadros, cajas, figuras, además de restaurar muebles que es una de las cosas que más le gustan, según se pudo ver en cómo lo platicó.

Ahora con todo los conocimientos adquiridos en el programa le ha enseñado a sus hijos para que hagan sus proyectos y así pasan más tiempo juntos; sobre ello, Sonia dijo que es uno de los beneficios de Con Ellas Hacemos la Diferencia, el poder cambiar una misma, sus relaciones por ejemplo con su familia y con ello a todo Querétaro.

“Yo estoy contenta con el programa porque es un programa que te da alas, te da el conocimiento para aprender un oficio y lo más importante te quita el miedo, te ayuda a creer en ti, te ayuda a ver todas tus capacidades en las que te puedes desarrollar” comentó Sonia.

Además, también resaltó “Es como una pelea contra tus miedos y este programa te ayuda a crecer, a creer en ti, te da una fortaleza, te enseña a demostrar todas tus capacidades al mil”.

Por último, destacó “me inscribí y nunca pensé lo maravilloso del programa porque te dan cursos de crecimiento personal, de amor propio -Uff-, te dan una seguridad enorme como mujer, la importancia de la mujer dentro de la sociedad, dentro de tu familia y la importancia que le tienes que dar como mujer en cualquier lugar, pero que tienes que ser primero tú para que funcione todo”.

No dejó de invitar a todas las queretanas a aprovechar este programa “Que se inscriban al programa Con Ellas, es una oportunidad de vida, te regalan unas alas para que vueles alto y para que sueñes, y te dan la oportunidad de que crezcas y que puedas desarrollar un emprendimiento”.

Seguí caminando y decidí pararme en el modulo de Panadería, donde me encontré con Mary Pérez, ella platicó que es parte de la tercera generación del programa, es obrera en fábricas y fue a través de Facebook que se enteró del programa y dijo -Bueno, voy a probar a ver qué tal.

Ese “qué tal” le ha valido el aprender la panadería y poner su negocio en casa, con miras en poder abrir un local  y llegar a más personas.

Comentó que a través de todos los talleres, ha sentido un verdadero cambio en ella misma, “Salir adelante y tener algo de uno, porque a veces me decían que yo no iba a poder estar aquí, y ya les demostré que sí se puede”.

Su compañera Altamirano, es también obrera en fábricas y el ser parte de este programa le ha ayudado a aprender panadería y poder dedicarse a esto los fines de semana, lo que contribuye a su economía; aunque dice que ahora por la pandemia las ventas están bajas, su meta es abrir un local.

“El programa está muy bien, nos apoyan mucho, nos hacen querer sobresalir y querer aprender más cada día” dijo.

“Te dan el apoyo emocional en las primeras etapas, pues es animarte a que tú puedes, porque si es como en casa te dicen: qué vas a hacer, no vas a poder o no vas a durar, o para qué vas, y pues sí son muchas limitantes que te ponen, pero ahí con las pláticas, pues dices sí claro que sí puedo y sí quiero, así que no hay limitantes en ti y te lo demuestro” asegura.

La Expo Emprendedoras estuvo en el Centro de Congresos, donde las mujeres demostraron lo aprendido a través de los 10 talleres del ICATEQ (que se enseñan como una de las últimas etapas): estilismo, panadería y repostería, cocina tradicional mexicana, corte y confección, horticultura, plomería, electricidad, mecánica, restauración de muebles, y coctelería.

Este programa ha buscado empoderar a las mujeres, enseñarlas a quererse, valorarse y aprender un nuevo oficio, desarrollar un emprendimiento y cumplir todas sus metas. Uno de los éxitos del municipio que se replicará en este nuevo trienio.

“Puedes hacer cualquier cosa que te propongas” dice Sonia Ledesma.

Mujeres se dedican a la panadería, que aprendieron en el programa.

Siguenos en Google News

Continue Reading
2 Comments

2 Comments

  1. Z całego serduszka dziękuję :)

    6 mayo, 2022 at 12:34 am

    Many thanks for talking some sense! This is really I hope everybody gets the point youre trying to make here. I had no clue on some of the things you mentioned earlier, thanks!

  2. Thank You Google :)

    7 mayo, 2022 at 8:38 am

    For my Creative Writing class we have to write a short story, I really want to write some thing along the lines of Columbine, but I’m worried about the reaction of my teacher. As far as I know, he has no personal history with the idea, but … I don’t know. What would you want to see out of a short story for a creative writing class?.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *