Connect with us

Portada

Inauguran la Ruta Agustina del Camino San Junípero Serra

Publicado

en

Medio centenar de peregrinos recorren los caminos del Evangelizador de la Sierra Gorda

Por Enrique Zamudio

Noticias

Tilaco, Landa de Matamoros.- Densa neblina suspendida sobre cerro de El Madroño. El alba abre la bruma y revela a la Parroquia de la Inmaculada Concepción, ubicado sobre lo alto de Agua Zarca, Landa de Matamoros, localidad desde la cual parte la Ruta Agustina, recorrido que forma parte de las diez rutas que conforman el Camino San Junípero Serra.

Durante la inauguración de esta histórica peregrinación, el Vicario General de la Diócesis de Querétaro, Mons. Martín Lara Becerril, afirmó que el Camino San Junípero Serra busca recorrer los pasos misioneros no sólo del insigne fraile mallorquín, sino también honrando el esfuerzo de todos aquellos misioneros que le han dado forma espiritual y cultural a todos estos pueblos y comunidades.

En el acto protocolario estuvieron presentes benefactores y autoridades municipales, encabezadas por la alcaldesa de Landa de Matamoros, Marina Ponce, quien agradeció a todos aquellos involucrados en la consolidación de este recorrido, al tiempo que destacó la realización de esta Ruta Agustina para que a través de ella se conozca Landa de Matamoros y se traduzca en beneficios para sus localidades.

La Ruta Agustina

En el caso particular de la Ruta Agustina, Mons. Martín Lara explicó que el objetivo es honrar la memoria de los misioneros agustinos, quienes fueron los primeros en abrir los caminos evangelizadores en la Sierra Gorda de Querétaro en el año 1570.

Los misioneros agustinos provenían de Xilitla y vivían en chozas de adobe techadas con ramas. Fue casi 200 años después, en el año de 1750, cuando llegaron a la Sierra Gorda los primeros misioneros

franciscanos, procedentes del Santo Evangelio de México y liderados por Fray Junípero Serra.

El camino

Momentos después de las ocho de la mañana, los peregrinos juniperianos partieron desde la localidad de Agua Zarca para emprender el recorrido de 24 kilómetros teniendo como destino la comunidad de Tilaco.

La primera parada fue el pueblo de Rincón de Piedra Blanca, donde habitantes de esta comunidad ofrecieron ricos tamales y bebida para las y los peregrinos que iniciaron este camino juniperiano.

El camino continúa delineando las faldas de la montaña, algunas veces bajo la sombra del verde bosque y otras flanqueado por el espectáculo del grandioso paisaje serrano con sus descomunales cañadas y los pliegues de los monumentales montes.

Tras una desafiante pendiente, poco después del mediodía la peregrinación arribó a la localidad de Santa Inés. Las campanas de la capilla de este lugar anunciaban la llegada de la romería juniperiana. Feligreses de esta localidad dieron la bienvenida a la peregrinación, agradecieron su presencia y generosamente ofrecieron providencia consistente en tacos de papa, de huevo, entre otros guisados; tostadas, tamales, te de toronjil, fruta, entre muchas otras cosas.

Como ocurre en todas las rutas del Camino San Junípero, en cada localidad a la que llega la peregrinación se colecta un donativo que es entregado a los habitantes de esta comunidad, como un acto de reciprocidad por su generosidad.

En este lugar se llevó a cabo la Reflexión del Día, donde las y los peregrinos meditaron sobre los caminos de la naturaleza, la belleza del cielo y de la tierra, y el cómo estos se complementan, armonizan y a la vez se necesitan.

También profundizaron sobre. La creación entera, desde lo pequeño hasta lo más grande; y en cómo en esta se refleja la sabiduría, gloria, planes y proyectos del Creador.

Con esta reflexión, los peregrinos continuaron esta primera jornada buscando contemplar y descubrir la belleza de los caminos de Dios, entrecruzados en los caminos de la naturaleza y los innumerables caminos del hombre.

La peregrinación se despide de Santa Inés y emprende el último tramo de esta jornada. Un recorrido de cerca de 7 kilómetros para rodear el denominado Cerro de El Sapo y llegar a Tilaco.

El camino ahora es en descenso, bajo el sol aplomo, el dolor en las piernas tras 15 kilómetros de caminata. Sin embargo, el ánimo no cesa sino que, por el contrario, al grito de “Siempre adelante, nunca retroceder”, máxima de San Junípero Serra, los peregrinos encuentran ánimo para llegar a su destino.

Mientras la peregrinación avanza, comienza a emerger entre los cerros la torre de la Parroquia de San Francisco de Asís, “Misión de Tilaco”. Las campanadas dan la bienvenida a los peregrinos juniperianos, quienes se congregaron en la plaza donde se ubica la estatua del Padre Miracle, insigne fraile capuchino que ayudó a los más necesitados en esta región; así como “El Huracán de la Sierra”, la reliquia del camión que ayudó a trazar el primer camino pavimentado que conectó a Tilaco con los principales centros de población de la región.

Los peregrinos fueron recibidos por el párroco de Tilaco, Pbro. Daniel Almaraz, quien dio la bienvenida con agua bendita y llamó a seguir los pasos de San Junípero Serra, evangelizador de la Sierra Gorda de Querétaro.

De igual forma, Don José Refugio Campuzano, delegado de esta localidad, compartió algunos detalles de la historia de la Misión de Tilaco, de la obra de San Junípero Serra y del padre Miracle, pero también de Fray Juan Crispín, otro insigne misionero que evangelizó estas tierras.

Inauguran la Ruta Agustina del Camino San Junípero Serra

DCIM101MEDIADJI_0015.JPG
LOC0319EZPERE12
LOC0319EZPERE7
LOC0319EZPERE3
LOC0319EZPERE2
LOC0319EZPERE1
DCIM101MEDIADJI_0015.JPG LOC0319EZPERE12 LOC0319EZPERE7 LOC0319EZPERE3 LOC0319EZPERE2 LOC0319EZPERE1

Siguenos en Google News

Continue Reading
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *